Rugby

Puente califica a Feijoo de obstáculo para el crecimiento del rugby

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en Pepe Rojo./Rodrigo Jiménez
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en Pepe Rojo. / Rodrigo Jiménez

El alcalde de Valladolid mantiene sus críticas hacia la Federación Española por el atropello de llevarse la final de Copa a Valencia

V. BORDAValladolid

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, no ceja en su denuncia de los manejos de la Federación Española de Rugby (FER) y en especial de su presidente, manejos que han dejado a Valladolid sin la posibilidad de ser la sede de una final de Copa en la que los eternos rivales, VRAC y El Salvador, se verán las caras. El regidor vallisoletano volvió a cargar esta mañana las tintas sobre la actuación de Alfonso Feijoo, al que considera el auténtico escollo para que el oval español pueda crecer.

Puente señaló que el asunto de la final concedida a Valencia supone «un tema de fondo. Más allá del problema de la final , que es un problema, Valladolid tenía una oportunidad importante por delante. Por primera vez íbamos a contar con tres meses para organizar la final. Siempre lo hemos hecho con poquito tiempo. El año pasado se logró crecer mucho en ingresos publicitarios gracias a que tuvimos 30 días por delante y a la experiencia de la edición anterior. Este año se le han cortado claramente las alas al rugby de Valladolid».

«Lo primero que hicimos en la reunión del lunes con los clubes fue un diagnóstico de la situación», prosiguió el alcalde. «La primera conclusión es que al frente de la FER hay un claro obstáculo, por no denominarlo de una manera más gruesa. La Federación no es capaz de hacer progresar este deporte en el resto de España y ha optado por perjudicar al rugby de Valladolid. Es una forma de igualar las cosas por abajo».

«Con este diagnóstico, los clubes y la ciudad debemos trabajar unidos para que este atropello no se convierta en un lastre para el progreso de este deporte en nuestra ciudad. Estamos pensando ya en actuaciones a corto plazo y valorando cómo afrontar la final de Copa. Anuncio que habrá un despliegue importante, una fiesta para que la afición que no se pueda desplazar siga el partido y lo disfrute. Estamos pensando ya en la organización de las semifinales y la final de Liga. Vamos a intentar hacer en la competición liguera lo que nos hemos podido realizar en la Copa, llenar el estadio José Zorrilla. Con ello pretendemos mandar un mensaje a la Federación y también al resto del rugby español, que debería mirarse más en el espejo de Valladolid y no tener reacciones que calificaría de cierta envidia hacia nuestro rugby», resaltó Óscar Puente.

El alcalde de la capital vallisoletano no escondió que las tensiones y los roces con la FER no son algo nuevo. «Nuestra relación con la Federación Española de Rugby ha sido un tormento desde la organización de la primera final de Copa en Zorrilla. Esto se veía venir. Lo importante ahora es que los clubes y la ciudad vayan de la mano para que nuestro rugby crezca a pesar de la FER, que va a ser, en especial su presidente, un obstáculo para que este deporte progrese en Valladolid».

También quiso dejar claro que no existe ningún problema con la candidatura valenciana, la elegida por la Federación para organizar la final copera. «Es una ciudad que cuenta con capacidad de sobra para organizar la final de la Copa del Rey y además hacerlo brillantemente. Valencia tiene mucha afición por el rugby y cuenta con una importante cantera. Tiene muchos de los requisitos para organizar la final. Quiero dejar claro que nuestro enfado es con la FER no solo por su decisión, sino por el modo y el momento de tomarla. Valladolid no se merecía ese trato. Después de dos años en los que el oval vallisoletano ha puesto al rugby español no solo en el panorama nacional sino también en el internacional, esto es lo último que debería haberse hecho: llevar a rastras a los dos equipos locales a otra ciudad. Eso no lo hace nadie que tenga un mínimo de sentido común», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos