Rugby

El VRAC Quesos se alza con la Copa del Rey (16 - 20)

La Copa del Rey en el estadio del Levante/R. Gómez
La Copa del Rey en el estadio del Levante / R. Gómez

El SilverStorm El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares repiten este domingo en una final de Copa del Rey dos años después

V. BORDAValladolid

Llega la hora de la verdad. El primero de los dos grandes títulos de la temporada rugbística, la final de la Copa del Rey. Y este encuentro acarrea un nuevo derbi vallisoletano, de momento el tercero en lo que va la temporada. El SilverStorm El Salvador, que engancha su tercera final copera en tres años, frente al VRAC Quesos Entrepinares. Los entendidos barajan un duelo tenso e igualado. No es por nada que los dos equipos han sido los mejores en la fase regular de la Liga Heineken. Los azulones han logrado el récord de superar el centenar de puntos en la clasificación, perdiendo solo un partido en Baldiri Aleu. Los albinegros son lo únicos que han seguido la estela de los pupilos de Diego Merino. Los datos no ocultan que en el Ciutat de València se miden los dos mejores equipos de la competición española. Dos plantillas con fondo armario y mimbres para ser campeones.

Contenidos relacionados

Sin embargo, las sensaciones con las que llegan este encuentro en el cumbre son diferentes. El Quesos, tras el traspiés en el feudo de la Santboiana, se ha rehecho y ha tenido un final de competición hasta cierto punto sosegado, si olvidamos lo cerca que estuvo la derrota en Pepe Rojo frente al Independiente. Precisamente, los chamizos vienen de caer en el último partido de la liga regular frente al quince cántabro. Es verdad que Juan Carlos Pérez dio descanso a jugadores importantes con vistas a la final, pero la imagen del equipo no fue nada buena. Además, los albinegros han caído en los dos derbis ligueros de la temporada. En el segundo de ellos, las indisciplinas cavaron la tumba del Chami.

La Copa, ya preparada en el Ciutt de Valencia
La Copa, ya preparada en el Ciutt de Valencia / R. Gómez

Se enfrentan dos delanteras muy potentes. Los queseros se sienten muy seguros en melé, mientras que los chamizos sacan petróleo del touch-maul. Buenas y aguerridas defensas, que deberán evitar el fuera de juego para no dar opciones a los 'pistoleros' de los dos equipos de sumar puntos con los lanzamientos a palos. El Quesos luce el mejor contraataque de la competición, con un Bell que es un auténtico bólido sobre dos piernas y capaz de romper el sistema defensivo más sólido.

Altas, dudas y bajas

El Salvador, por su parte, ha dado un salto de calidad con la incorporación de Sam Katz. El retorno del apertura inglés supone un refuerzo de grandísimo nivel. Con él en sus filas llegaron los dos últimos títulos en la temporada 2015-16. Katz viene gracias a un 'medical joker' por la lesión de Rapha Blanco y a que ha terminado la temporada en las filas del Massy francés, equipo en el que coincidirá la próxima temporada con el ahora compañero Hansie Graaff, que por cierto es baja para el encuentro de este domingo por un problema muscular. Joe Mamea ha estado entre algodones en las últimas jornadas. Pérez ha optado por dejarlo en la nevera con vistas al tramo decisivo de la competición. Además, este año tiene a Wainwright, una demostración de que el Chami cuenta con más fondo de armario para plantar cara al eterno rival.

En el Quesos Entrepinares, la duda es el estado de Nathan Paila. El '8' azulón es uno de los jugadores con más impacto en la Liga Heineken. Rocoso y vertical como pocos, su presencia es clave en el equipo de Diego Merino. La delantera del VRAC posee recambios de nivel. Tampoco hay que olvidar al mencionado Bell, Carrió o el francotirador Griffiths. Además, el quince de Merino cuenta con una ventaja. En su plantel está el único jugador valenciano de los dos equipos, el centro internacional Álvar Gimeno, que tendrá el aliento de sus paisanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos