Rugby

Chami y VRAC, listos para la final de Copa en Valencia

Una imagen del último derbi. /G. Villamil
Una imagen del último derbi. / G. Villamil

Los técnicos consideran que sus equipos están preparados para apuntarse un derbi vallisoletano que vale un título

EFEValladolid

Los entrenadores del Silverstorm El Salvador, Juan Carlos Pérez, y del VRAC Quesos Entrepinares, Diego Merino, confían en la «motivación y las ganas» de sus equipos para ganar la final de la Copa del Rey de rugby que se disputará en Valencia el domingo 29 de abril.

Más información

Ambos técnicos comparecieron en rueda de prensa para analizar esa final copera, para la que las dos plantillas «están preparadas», si bien, tanto Pérez como Merino coincidieron en destacar que la temporada «ha sido larga» y, a estas alturas, «hay jugadores tocados y mucho desgaste físico y psicológico».

Pero «las ganas y la ilusión por volver a jugar una final pueden con ese desgaste», advirtió el director del banquillo del VRAC, que contará para este compromiso con la baja segura de Ferdinand y, casi seguro, de la de Paila, de ahí que «hasta que no acabe la semana no se pueda dar la lista de convocados».

Para el Chami esta cita tiene como añadido poder «vengarse» del eterno rival, ante el que han perdido los dos partidos de liga, pero, sobre todo, de reivindicar su juego y su forma de ver el rugby, ya que tampoco han conseguido desplegarlo en los últimos encuentros que han disputado.

Según Pérez, deben «mejorar muchas cosas y cambiar otras para hacer el mejor partido posible, porque va a estar muy igualado y, en esa situación, se llevará la victoria el que más concentrado esté los ochenta minutos y menos errores cometa, sin olvidar la capacidad de abstraerse de la presión».

El cuadro chamizo cuenta con importantes bajas para este encuentro, como las de Raphael Blanco y la casi segura de Hansie Graaf, su apertura, aunque están «trabajando» para que pueda jugar su predecesor, Sam Katz, haciendo valer el 'medical joker', lo que supondría un importante plus para los colegiales.

El hecho de que la final vallisoletana se dispute en Valencia, en el estadio del Levante, tiene sus pros y sus contras, tal y como apuntó Merino «porque exige un largo desplazamiento y, además, la mayoría de aficionados no podrá ir, pero también habrá menos presión en ese aspecto, y eso puede ser positivo».

Juan Carlos Pérez espera que su equipo logre afrontar esta nueva final de Copa del Rey de rugby «de la misma manera» que lo hizo hace dos años en un estadio José Zorrilla lleno y ante la presencia del rey Felipe VI y, por este motivo, considera que sus jugadores están «preparados» para ganarla.

Para el técnico del Silverstorm El Salvador, el VRAC parte como favorito «en este y en cualquier partido, porque son los claros dominadores de la liga y solo han perdido un partido y en condiciones extrañas», aunque aclaró que «saben que podemos ganarles si conseguimos desplegar nuestro juego».

Sin embargo, para Diego Merino su equipo no parte con ventaja «porque es un derbi, enmarcado en una final, en el que pueden pasar muchas cosas» y, por ello, es consciente de la necesidad de «mantener un alto nivel de concentración» y de ser capaces de «hacerlo muy bien».

Ambos compartieron también la creencia de que este tipo de acontecimiento beneficia al rugby nacional, aparte de a los dos equipos vallisoletanos que están liderando la competición y que, «mientras sigan siendo los referentes del deporte», van a poder «aportar mucho» al crecimiento del mismo en España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos