Rugby

«Buscamos un espejo donde mirarnos y ese es Valladolid», afirma César Sempere

«Buscamos un espejo donde mirarnos y ese es Valladolid», afirma César Sempere
César Sempere, Víctor Sánchez, Santiago Toca, Teresa Pasalodos, Fernando Cubero, Francisco Blanco y Elena Tejedor, durante la mesa de debate sobre la Copa del Rey de rugby en las instalaciones de El Norte. RAMON GÓMEZ

Representantes de la organización de la final de la Copa del Rey en Valencia y de los dos clubes finalistas analizan los pormenores del evento deportivo

REBECA PASALODOSValladolid

La Copa del Rey de Rugby busca nuevo dueño y en el calendario faltan tan solo 24 días que tachar hasta llegar a la gran cita, que tendrá lugar el próximo 29 de abril, a las 12:30 horas, en el Estadi Ciutat de Valencia, y que enfrentará al Silverstorm El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares.

«Queremos conseguir que el rugby como deporte crezca en toda España, no solo en Valladolid» Santiago Toca, del SilverStorm el salvador

Los dos conjuntos castellanos recorrerán los 552 kilómetros que separan la capital del Pisuerga de la del Turia con el ánimo de brindar un gran espectáculo deportivo a la afición local y visitante y con la mano tendida para fomentar la difusión del deporte del oval en la Comunidad Valenciana y en el resto del país. Con estas premisas como base, tuvo lugar el encuentro en El Norte de Castilla entre miembros de la organización de la Copa y de los clubes finalistas.

«En las últimas semanas, tras los partidos de la selección española, llaman empresas para pedir información» Fernando Cubero, del Quesos Entrepinares

Una charla distendida, moderada por Víctor Borda, en la que participaron César Sempere, como representante de la Federación Valenciana; Elena Tejedor, responsable de la Fundación Trinidad Alfonso; Fernando Cubero, directivo del VRAC Quesos Entrepinares; Francisco Blanco, jugador del VRAC; Santiago Toca, vicepresidente del Silverstorm El Salvador, y Víctor Sánchez, jugador chamizo.

El auge del rugby

Nadie mejor que César Sempere conoce la realidad del rugby de las dos ciudades protagonistas de esta final. El valenciano, exjugador del Chami, está inmerso en la organización de la final y sabe bien cuál es el modelo a seguir: «El rugby valenciano está creciendo y somos actualmente una de las comunidades autónomas con más fichas de España. Buscamos un espejo donde mirarnos y ese espejo es Valladolid». Un modelo de gestión, el valenciano, basado en el trabajo desde la cantera, «una de las mejores de España» según apuntó el jugador chamizo Víctor Sánchez y refrendado por el quesero Francisco Blanco: «Miras las listas de las selecciones sub-16, sub-17 o sub-18, y seguro que están formadas por diez jugadores de Valencia».

«Quiero poner en valor el trabajo que se ha hecho en Valladolid, y también su alcalde como uno de los actores principales» Elena Tejedor, de la fundación trinidad alfonso

Un trabajo que mira con ilusión al futuro, pero que asume que en el presente aún está lejos de tener un equipo en lo más alto: «Nos estamos concienciando, pero ahora mismo el último de la Liga de División de Honor, que es el Getxo, nos podría meter 100 puntos», reconoció Sempere. «Tenemos que crear una estructura tanto para el femenino como para el masculino».

Por este motivo, con un claro proyecto de expansión, el rugby valenciano se embarcó en la organización de la final de la Copa del Rey. «Yo espero que esto sirva para crecer», apuntó Sempere. No en vano, la final de 2016, celebrada en el estadio José Zorrilla, y con presencia de SM el Rey Felipe VI, dio una visibilidad a este deporte nunca antes vivida en España.

«Creo que lo que ha pasado estos años ha ayudado mucho», destacó Santi Toca, quien desveló que «el crecimiento en niños jugando y en fichas ha sido brutal», gracias, en gran medida, a que se ha «cambiado la imagen que se tenía del rugby y se ha dado a conocer que hay mucho respeto».

«En la Comunidad Valenciana somos actualmente una de las regiones con más fichas de rugby en España» César Sempere, organizador de la final

Un mayor conocimiento y entendimiento del rugby al que también ha contribuido el combinado nacional: «En las últimas semanas, tras los partidos de la selección española, llaman empresas para pedir información. Eso significa que se está conociendo el rugby y sus valores», relató Fernando Cubero. «Es verdad que hay más patrocinadores y de mayor calidad. Ya no es tan local y se pueden encontrar patrocinios a nivel nacional», completó Toca.

Un empuje que, según César Sempere «marca la diferencia para profesionalizar este deporte» y crear lo que, según Cubero, es «fundamental, como son mejores estructuras y gente más profesional dirigiendo para seguir generando ilusión. Es mucho trabajo el que hay que hacer», sentenció el dirigente quesero.

De la mano a la final

La preparación del evento ha encontrado en la Fundación Trinidad Alfonso su mejor aliado. La Fundación, proyecto personal de Juan Roig, presidente de Mercadona, apoya desde 2011 eventos deportivos y ofrece una línea de becas para deportistas con aspiraciones olímpicas. Elena Tejedor incidió en el auge que vive el rugby en la capital levantina: «Hay mucha afición en Valencia, que está encantada de poder disfrutar de ese rugby de calidad al que no estamos acostumbrados». Es por ello que, desde la organización, trabajan con el afán de «hacer atractivo el proyecto también a otros patrocinadores y a otras empresas», con un agradecimiento muy especial al Levante FC «por su colaboración y la cesión del escenario». En este sentido, Tejedor pidió la «complicidad» de los dos clubes vallisoletanos para que la final sea un éxito rotundo.

«Valencia siempre ha destacado por contar con una de las mejores canteras de todo el territorio nacional» Víctor Sánchez, jugador de Silverstorm el Salvador

Un guante que fue recogido gustosamente por los representantes de ambos finalistas. «Queremos que el rugby crezca en toda España, no solo en Valladolid», recalcó Santi Toca. «Si hay más clubes que lleguen a nuestro nivel, nosotros también creceremos; y si el evento que llenó dos veces en Valladolid, llena en otra ciudad, esto hablará mucho del crecimiento del rugby en España», añadió.

Polémica mal entendida

Por su parte, Fernando Cubero aprovechó para aclarar nuevamente la polémica surgida con la elección de la sede de la final: «Quizás nosotros no supimos explicarnos. No hemos estado nunca contra la candidatura de Valencia, de hecho trabajamos para la promoción del rugby, por eso queríamos hacer un evento aquí». Un evento que, a través de la plataforma RugbyYa, integrada por los dos clubes vallisoletanos, consiguió llenar el estadio José Zorrilla en dos ocasiones. «Sabemos que organizativamente es complicado. Quisimos tener continuidad para que no quedara como algo aislado», aclaró. «Cuando se otorgó la candidatura a Valencia pensamos en las familias que se tendrían que desplazar y hacer el desembolso económico. Jamás nada en contra de Valencia», destacó Cubero, quien tendió la mano abiertamente a los organizadores: «Estamos aquí para lo que necesitéis».

Al hilo de la controversia, Santi Toca lamentó que la imagen del rugby vallisoletano se haya visto desvirtuada: «Me da pena que no se valore lo que hemos hecho todos estos años. No se entendió el momento en el que se hizo el anuncio. Queremos que el rugby en España crezca y nosotros no nos podemos parar. Una vez sabido que era Valencia, a tope con Valencia», subrayó.

«En un derbi gana el que sea capaz de mantener la concentración todo el partido y de no cometer errores» francisco Blanco, jugador del Quesos entrepinares

Una cuestión que para los organizadores de la final no tiene más recorrido. Elena Tejedor entiende como «'superlegítimo' que Valladolid quisiera otra vez albergar el evento» y aprovechó para ensalzar la labor llevada a cabo en la capital pucelana para el desarrollo del oval: «Quiero poner en valor el trabajo que se ha hecho aquí y también al alcalde de Valladolid como uno de los actores principales de esa primera Copa del Rey que fue un evento tan bonito. Nos gustaría que Óscar Puente nos acompañara ese día», expresó Elena Tejedor.

Una cita para la que los organizadores tienen previstos eventos desde el viernes previo en un gran fin de semana festivo que pretenderá involucrar a la afición y a los clubes de todos los deportes de Valencia. Tres días de fan zone que concluirán con el 'plato grande', la gran final.

Un nuevo derbi en el que para los jugadores, solo importa lo deportivo: «En un derbi gana el que sea capaz de mantener la concentración todo el partido y no cometer errores», adujo Francisco Blanco, quien considera que «casi hay más presión por ser fuera de Valladolid».

Por su parte, Víctor Sánchez lo tiene claro. «Hay que disfrutar de la fiesta». Porque al final se trata de eso, de rugby y solo de rugby.

Una fiesta de tres días

La Federación Valenciana ha puesto la carne en el asador en la organización de la final de la Copa del Rey y ha conseguido involucrar a toda la ciudad para que la fiesta del rugby sea memorable en la capital del Turia. Desde hace meses, se viene trabajando en la difusión tanto del partido como del propio rugby local con la ayuda de instituciones como el Valencia Basket. «Estamos organizando tanto en partidos de la ACB como de la Euroliga, pequeños partiditos de rugby en el descanso», relató Sempere. También el Levante CF se ha volcado con una minizona de rugby y ha mostrado su clara intención de dejar las zapatas de los palos ya instaladas. Además, «como activación, el CC que está al lado, nos va a dejar un espacio para un museo en el que homenajearemos a los campeones de rugby valenciano».

Además, se va a abrir una fan zone desde el viernes anterior, que juega el Levante-Sevilla. «Vamos a llevar la fiesta del rugby para que los del fútbol sepan lo que es un tercer tiempo con conciertos y tiendas de los dos equipos», anticipa el exchamizo. El sábado «estaremos también 12 horas, que se juega el Levante-Valencia femenino, y habrá unas 15.000 personas viendo el partido», cuenta. Y como plato fuerte, el domingo la final. «Desde bien temprano, a las 10:00 horas, será la final del Campeonato de España de selecciones sub-18 femeninas en el propio estadio. Después se hará el recibimiento de equipos y de ambas aficiones. Para los conciertos estamos tratando de traer grupos de música de Valladolid. Esperamos que venga el Rey, también», cuenta Sempere. Un éxito que se anticipa gracias a las más de 13.000 entradas vendidas hasta el momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos