El Norte de Castilla

rugby

El SilverStorm, a la caza de un refuerzo

Zebango.
Zebango. / H. Sastre
  • El Salvador bucea en el mercado en busca de un jugador para suplir las bajas de Zebango y Carter

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Llega la fase decisiva de la competición en la División de Honor del rugby español. El ‘play-off’ liguero y la final de la Copa Rey son los dos objetivos que se presentan en el horizonte del SilverStorm El Salvador, que arrastra las lesiones de larga duración de tres jugadores, la del medio melé Pelayo Ramos y las más recientes del centro inglés Johny Carter y el ala francés Jean-Yves Zebango. Estas dos últimas han disparado las alarmas en seno de la entidad chamiza, que ve que no tiene un excesivo número de piezas atrás, algo que por el contrario si hubiese asumido mejor en los puestos de delantera, donde sí cuenta con más efectivos.

Para reforzar la tres cuartos, el club que preside Juan Carlos Martín ‘Hansen’ tiene la posibilidad de acogerse a la figura del ‘medical joker’, la única opción de fichar un jugador fuera del plazo expreso para ello. Para que se pueda aplicar esta fórmula, el club tiene que tener la baja por lesión de un jugador al menos por un plazo de tres meses. En el caso del Chami son tres los jugadores que cumplen con este requisito, tanto Pelayo como Zebango y Carter. La posibilidad está ahí, pero no parece que vaya resultar tan fácil a estas alturas.

Lo que está claro es que no se trata del mejor momento para ir al mercado. Las principales ligas europeas están el plena ebullición, con lo que es prácticamente imposible pescar ahí. Solo en Sudáfrica, donde ha terminado la competición, se abre una opción para traer jugadores de cierto nivel. Está claro que sí debe ser un ‘rugbier’ que marque las diferencias y aporte cosas que en estos momentos no hay o no lo suficiente en el equipo. El Chami no va a fichar por fichar, eso está claro. Quiere un jugador que aporte desde el primer momento al grupo.

De momento, el club trabaja en varios frentes que han sido ofrecidos por diferentes agentes. También, gracias al boca a boca de los jugadores ingleses del Chami, hay interés de posibles refuerzos de esa nacionalidad, aunque ya no se podrán incorporar hasta la temporada que viene por encontrarse ahora disputando sus ligas.

El perfil que busca el SilverStorm El Salvador es o bien similar a un centro rocoso como Carter o un ala explosivo como Zebango. Claro que una cosa es lo que se quiere y otra muy distinta lo que ofrece el mercado en estos momentos tan avanzados de la temporada. Por intentarlo que no quede.

Tampoco es una operación que se pueda demorar mucho en el tiempo, ya que quedan un par de meses de competición y un jugador foráneo necesita también un tiempo de adaptación. Por ello, desde el club chamizo, se ha fijado un plazo de diez días para cerrar esta operación. Pasado ese periodo de tiempo, lo más normal es que la entidad desista de ello.