El Norte de Castilla

rugby

Máxima exigencia en el inicio del nuevo año

Castiglioni placa a Blanco.
Castiglioni placa a Blanco. / G. Villamil
  • Durísimo inicio de 2017 para el VRAC Quesos Entrepinares, con derbi incluido, y más asequible para el SilverStorm El Salvador, que jugará además la Copa Ibérica

El regreso del oval va a ser intenso en el mes de enero. Que se lo digan al VRACQuesos Entrepinares, que tiene cuatro compromisos de primer nivel que van a marcar el paso tanto en Liga como en Copa del Rey. El SilverStorm El Salvador disfrutará de un calendario mucho más contenido, que incluirá la celebración de la Copa Ibérica, un título que no obtiene desde 2005. Ambos equipo se volverán a ver las caras en un derbi, esta vez con los pupilos de Diego Merino como locales.

El VRAC tiene ante sí un ‘Tourmalet’ muy empinado, que puede marcar de manera importante la temporada del quince vallisoletano. Los hombres de Merino, líderes provisionales de la competición (48 puntos), con un partido más disputado que el segundo, el Sanitas Alcobendas (45 puntos), y dos encuentros más que el cuarto, el SilverStorm El Salvador (40 puntos). Los queseros viajarán en la primera jornada del año a Sant Boi de Llobregat. El quince catalán es tercero en la tabla y un escollo de primer nivel para la hueste azulona. No es el mejor rival para empezar el año a domicilio.

Una semana después no habrá Liga. El Quesos Entrepinares afrontará los cuartos de final de la Copa del Rey en Pepe Rojo, pero ante otro rival importante, el Sanitas Alcobendas. Una derrota y adiós a la segunda competición rugbística de la temporada. De nuevo, máxima exigencia.

Y si los dos rivales, catalanes y madrileños, son de aúpa, que decir del siguiente rival liguero, el SilverStorm. El día 22 de enero toca derbi vallisoletano para terminar de dar más realce al reinicio de la competición del VRAC. Un duelo de máxima rivalidad que se presenta, como casi todos, muy abierto.

Para finalizar este enero, un puerto de categoría especial para los queseros, el conjunto vallisoletano se desplaza al feudo del Ampo Ordizia, un campo siempre complicado y exigente el de Altamira.

La única ventaja con respecto a la primera vuelta es que el plantel, tras los numerosos cambios introducidos esta temporada en la primera plantilla del VRAC, estarán mucho más rodado. Merino ha conseguido que el equipo vaya mostrando momentos de gran juego. Solo tiene la asignatura pendiente de la regularidad, pero eso lo suelen dar los partidos. Además, el cuadro quesero contará ya en enero con la incorporación de su último refuerzo, el pilier neozelandés Jody Allen, que llegará a la disciplina vallisoletana a primeros del mes próximo.

Cuatro partidos en Valladolid

El SilverStorm, por su parte, afronta un calendario más asequible. Tiene dos partidos en casa en Liga, ya que el día 8 de enero recibe al Barcelona y el día 29, al Fundación Cajasol Ciencias. Su tercer compromiso liguero será también en Valladolid, aunque actuará como visitante en el derbi vallisoletano del día 22.

El Chami está exento de los cuartos de la Copa. No entrará en el bombo hasta semifinales al haber actuado en la EPCR Qualifying Competition. Pero no podrá descansar el fin de semana del 15 de enero, pues tendrá que enfrentarse al Grupo Desportivo Direito por la consecución de su quinta Copa Ibérica. Eso sí, sus cuatro compromisos del mes próximo serán todos en Valladolid.

El Salvador tiene un bloque asentado desde la exitosa temporada anterior. En este segundo tramo, el cansancio puede ser su peor rival. La competición europea suele pasar factura en este sentido. Tiene además dos partidos de Liga aplazados, aunque cuenta con el siempre excelente trabajo en la parcela física de Mar Álvarez.