El Norte de Castilla

rugby

El Rotary Club premia los valores del rugby

Una imagen de un Quesos-Chami.
Una imagen de un Quesos-Chami. / G. Villamil
  • El Salvador y el VRAC reciben este viernes el galardón Servir

El premio Servir, galardón que entrega el Rotary Club de Valladolid, alcanza este año su vigésima sexta edición. Esta distinción ha recaído en años anteriores en personas y entidades como Miguel Delibes, Marienma, Renault España, Las Edades del Hombre, la Semana Santa de Valladolid, Lex Nova, la Fundación Banco de Alimentos o El Norte de Castilla, entre otros. En esta ocasión, la organización, de carácter internacional, ha decidido que era el momento de distinguir a un rugby local que ha convertido a Valladolid en la capital española de este deporte. El VRAC y El Salvador, los eternos rivales, recibirán el premio este viernes en el transcurso de una cena benéfica que tendrá lugar en el Casino de Castilla y León de Boecillo.

El objetivo de este galardón que concede el Rotary Club de Valladolid es distinguir a aquellas personas e instituciones que se han hecho acreedoras del reconocimiento público por su espíritu y trayectoria profesional o humana a servicio de los demás.

Francisco Heras, presidente del Rotary Club de Valladolid, destaca que el premio fue acordado de manera unánime por la treintena de miembros que integran este club en la cena en la que estos presentan las candidaturas al galardón. «Destacamos la parte humanitaria que están potenciando ambos clubes a través del deporte, cristalizado todo ello en la final de la Copa del Rey disputada en el estadio Zorrilla, que ha metido a Valladolid en la historia», subrayó.

«Tanto el VRACcomo El Salvador trabajan en la humanización de la sociedad a través de los niños desde los seis años con los que trabajan y ahí arranca el respeto al ser humano, algo que desde el Rotary Club vemos muy adecuado», prosiguió Heras.

El Rotary Club tiene una marcada actitud de servicio y espíritu solidario. Siempre busca recaudar lo máximo posible para poder ayudar en los diferentes frentes que tiene abiertos. Cuenta con iniciativas en marcha en Haití, donde ayudó a construir un hospital y un ambulatorio médico. La ayuda hacia ese país caribeño está canalizada a través de la médico carmelita María Leal, que fue distinguida con el premio Servir de los rotarios vallisoletanos en 2009. Saben que, de esta manera, el 100% de la ayuda llega a la gente de Haití que verdaderamente la necesita.

No es la única iniciativa, ya que colabora con el pueblo saharaui o en la lucha contra el alzhéimer, entre otras acciones de carácter solidario.

También un jurado elige, entre los candidatos que les presentan los centros de Secundaria, la redacción que mejor refleje valores que defienden los rotarios. El alumno elegido gana una beca de dos semanas en una ciudad europea.

El ideario del Rotary Club tiene marcados como objetivos en su ideario el desarrollo del conocimiento mutuo como ocasión de servir, el reconocimiento del valor de toda ocupación útil, la puesta en práctica del ideal de servicio en su vida privada, profesional y pública, y la comprensión, la buena voluntad y la paz entre naciones.

Los presidentes de ambos clubes, el quesero José María Valentín-Gamazo y el chamizo Juan Carlos Martín ‘Hansen’, recibirán cada uno, en la mencionada cena benéfica, una escultura diseñada por Fernando Potente.