El Norte de Castilla
Alex Müller se dispone a pasar el balón, en un partido anterior ante el Barcelona.
Alex Müller se dispone a pasar el balón, en un partido anterior ante el Barcelona. / R. Otazo

rugby

El Quesos arrolla en Barcelona

  • Los de Diego Merino barrieron a los azulgrana en la primera parte

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El VRAC ya está en el pelotón de la zona alta de la División de Honor. El equipo de Diego Merino sumó su quinta victoria de la temporada y primera como visitante en la que consigue el máximo botín, los cinco puntos. Los ensayos de Adrián Pescador, Kalo Gavidi, Guillermo Mateu y Pita Anae sirvieron para atar un nuevo triunfo frente a un equipo que solo obtuvo una marca, obra de Noel Marx con el partido ya decidido.

El partido comenzó con alternativas, juego en ambas veintidós y un castigo fallado por el FC Barcelona que sirvió para reactivar a un VRAC que fue carburando con el paso de los minutos. No perdonaron los vallisoletanos las primeras melés, que sirvieron para marcar territorio y acercar el primer ensayo. Llegó tras una touch que palmeó Gavidi y que, varias fases después, hizo buena Adrián Pescador posando el oval bajo palos tras encontrar a la perfección un hueco entre la defensa blaugrana. Ferrández ratificó y el VRAC abrió brecha de 0-7.

Los minutos pasaron con un Barça predipuesto a meterse en el partido, pero un nuevo castigo desaprovechado sirvió otra vez para espolear al Entrepinares. Una apabullante melé precedió al segundo ensayo, obtenido gracias al poderoso empuje quesero y con la firma de Kalo Gavidi. También acertó Álvaro Ferrández en esta ocasión y el marcador reflejaba un contundente 0-14 que allanaba el camino al Quesos.

El bonus se fijaba ya como principal objetivo. Prueba de ello es que los de Merino rehusaban a patear castigos centrados para buscar más marcas que acercasen el quinto punto. La recompensa a la ambición azulona la tradujo Guillo Mateu en el cuarto ensayo, que llegó tras una nueva melé ganada a escasos centímetros de la línea definitiva. Ferrández siguió en su línea con el pie poniendo de manifiesto que se encuentra en un óptimo momento de forma y juego. Hasta el descanso, el VRAC tuvo más oportunidad para abrir más distancia, pero una amarilla a Müller hizo buena la llegada del intermedio, al que se llegó con un sólido 0-21.

La segunda parte comenzó por los mismos derroteros. El VRAC quería hacer los deberes pronto para no asumir riesgos y Pita desniveló definitivamente la balanza con un ensayo de poderío en el que se llevó por delante a cuatro rivales antes de posar el oval. Nadie fue capaz de frenarle y el 0-28 se antojaba imposible de remontar para los de Stacy Duvenage.

Merino movió el banquillo, dando minutos a todos jugadores, y el trámite se solventó con intensidad defensiva y manteniendo el oval en campo contrario. Un bote traicionero en el sintético de La Teixonera a pocos minutos del final permitió a Marx hacer el ensayo de honor del FC Barcelona.