El Norte de Castilla

rugby

El Quesos Entrepinares cae en Alcobendas

Un maul en el barrizal.
Un maul en el barrizal. / VRAC
  • El Alcobendas se muestra superior en el barrizal de Las Terrazas

No fue el día del VRAC en Las Terrazas. Los queseros volvieron a las andadas en uno de los peores partidos para ello. Queda mucha Liga, pero el Entrepinares concede a sus rivales una ventaja importante tras cinco jornadas disputadas que desde el próximo sábado intentará recortar a toda costa.

El estado del terreno de juego no invitaba a florituras ni a un partido vistoso. Deslució un gran duelo sin excusar el nivel mostrado por el Quesos, que no estuvo a la altura. La lluvia caída obligaba a tirar de cabeza y aconsejaba ser resolutivo frente al líder de la División de Honor. Sin embargo, desde el pitido inicial se percibió que el Quesos no estaba tan metido como Sanitas Alcobendas en el choque.

De ahí que cuando solo habían transcurrido 34 segundos de partido los madrileños lograsen su primer ensayo: Linklater pateó en el saque con intención de buscar el error vallisoletano y lo encontró. El oval resbaló en el intento de recepción y con la obligación de alejar el peligro, una patada taponada originó la marca de Glen Rolls y la consecutiva transformación del 10 local. El infortunio se multiplicó menos de nueve minutos después, cuando en idéntica acción fue Diego García el que bloqueó otro intento de achique con el pie para colocar el segundo ensayo.

Un cúmulo de circunstancias negativas que preveían una mañana aciaga para el VRAC, a remolque por errores evitables y muy poco habituales en el conjunto quesero. Los problemas crecían con un castigo que de nuevo pasaba Linklater y que dejaba 15-0 por debajo de Alcobendas a los de Merino. Pese a quedar un mundo por delante, el partido podía sentenciarse si el Quesos no reaccionaba de forma urgente, y se puso a ello.

Una de las mejores jugadas de los azules en todo el partido, distribuyendo de derecha a izquierda, dejó a escasos metros de la línea de marca el oval cuando se superaba la primera media hora de juego. Irrumpió entonces Paila para conseguir el primer ensayo quesero con Griffiths acertando en la transformación. Antes del paso por vestuarios, el inglés ratificaba la mejora visitante dejando el 15-10 en el electrónico.

La segunda parte comenzó accidentada y con un serio contratiempo para el VRAC. Iván espeso recibió un fuerte golpe en una acción defensiva y tuvo que ser retirado en camilla. La jugada terminó con Matías Cabrera expulsado, lo cual garantizaba hasta el final del encuentro superioridad numérica sobre el barro de Las Terrazas al Entrepinares. Lejos de lo que se pudiese imaginar, el punto de inflexión fue negativo en vez de positivo, pues el Quesos se bloqueó y apenas inquietó a Alcobendas hasta el final del encuentro.

De hecho, con 14 y hasta con 13 jugadores por la amarilla a Ovejero los locales ampliaron la ventaja con las patadas de Linklater y un ensayo de castigo que liquidaba el encuentro. El VRAC se desmoronaba y solo un postrero ensayo de castigo premiando una buena acción en carrera de Steve Alfeld servía para dejar un discreto marcador que reflejaba la inoperancia de un desconocido Quesos que pierde comba en la clasificación y que reduce su margen de error durante los próximos meses al mínimo.