El Norte de Castilla

rugby

El Quesos continúa en progresión

Álex Gutiérrez Muller.
Álex Gutiérrez Muller. / H. Sastre
  • Domina, en un choque en el que fue de menos a más, a un Ordizia que flojeó en exceso

La dosis extra de moral que supuso ganar la Supercopa al eterno rival parece haberle venido bien a los pupilos de Diego Merino. El VRAC Quesos Entrepinares no tuvo demasiados problemas para pasar por encima del Ordizia, un equipo que se vio superado en la mayor parte del encuentro cuando el quince vallisoletano tuvo posesión y que fue incapaz de superar la buena defensa del conjunto local, que solo encajó dos ensayos, uno inicial fruto de un error de bulto y otro en el tiempo de prolongación, cuando el VRACjugaba en inferioridad numérica por la exclusión temporal de Pescador. Los vascos no pudieron superar la red defensiva y se vieron superados con relativa facilidad por un ataque que va engranando sus piezas. Pasito a pasito, el Quesos va creciendo. La reválida será la semana que viene en el campo del líder Alcobendas. Allí se verá la realidad de un equipo en constante progresión.

En el partido de ayer, las espadas estuvieron en todo lo alto hasta el último cuarto de la primera mitad. El equipo quesero tuvo que empezar remontando un ensayo en forma de regalo que concedió al Ordizia cuando se llevaban cinco minutos de juego. Error de manual en la salida de balón, que llega a Oier Goia. El delantero vasco patea hacia la zona de marca y nadie puede impedir que este llegue a posar el balón. 0-7 para empezar.

El VRACencajó bien el golpe. El primer ataque con sentido de los locales acabó con el ensayo de Álvaro Abril. Sin casi despeinarse, el Quesos igualaba la contienda. Griffiths acertó con un golpe de castigo y Cruz, el mejor de los suyos, hizo lo mismo para devolver la igualdad a diez puntos.

Pero el ataque local se estaba soltando. Una buena acción de Álex G. Muller permitió que Horn obtuviese la segunda marca para los locales. Esa renta se mantuvo hasta los últimos minutos de la primera mitad, cuando el Quesos cerró el partido con dos ensayos casi consecutivos de Stohr y Mateu, esta ya en el tiempo de prolongación. 34-13 y el Quesos se iba al receso con el bonus ofensivo en el bolsillo, el primero que logra esta campaña.

Quedaban los cuarenta minutos del segundo tiempo y el VRACya había resuelto el encuentro. La diferencia se fue incrementado gracias a un ensayo de castigo (41-13).

Los dos técnicos fueron moviendo los banquillos con un carrusel de cambios que varió poco lo que se vio en el campo. Solo que el Ordizia comenzó a pisar más terreno rival, pero sus intentonas morían ante la gran defensa del conjunto vallisoletano.

En una de estas acciones en las que Ordizia buscaba recortar diferencias, llegó el jugadón del partido. Robo de Gavidi que se cruza todo el campo sin casi oposición. La jugada termina con el ensayo de Álvaro Segarra, canterano que debutaba ayer con el primer equipo. Castiglioni, tras una buena acción de Pescador, sumaba la séptima y última marca para el cuadro local. El 55-13 que campeaba en el marcador lo decía todo bien a las claras.

El Ordizia, en los minutos finales del encuentro, aprovechó una superioridad en ataque para que Korta lograse el segundo ensayo vasco. El Quesos estaba en inferioridad numérica. Era el 55-18 con el que finalizó el choque.