El Norte de Castilla

rugby

El SilverStorm Salvador se anota el derbi

fotogalería

El quesero Horn se hace con el oval. / R. Otazo

  • Con su superioridad en delantera, el Chami supera al Quesos Entrepinares en el primer duelo de rivalidad de la temporada

El Salvador se ha apuntado hoy el primer derbi de la temporada, ante un Quesos que solo pudo anotar a través de su pateador, Steven Alfeld, mientras que los chamizos hicieron valer su mayor potencial en las fases estáticas, sobre todo, el empuje de su delantera.

El Quesos comenzó golpeando primero, y aprovechó el empuje inicial para conseguir un golpe de castigo que transformaría Alfeld para subir los tres primeros puntos al marcador, pero El Salvador no tardó en asentarse en el campo y comenzó a mostrar su dominio en las fases estáticas, fundamentalmente en las melés.

Inició su asedio sobre la línea de 22 visitante y, fruto de ello, pudo empatar el partido gracias a la transformación de Mata tras un golpe de castigo, aunque el Quesos no perdió la perspectiva y, diez minutos después, volvía a recuperar la ventaja, de nuevo merced al acierto a palos de Alfeld.

El Salvador se mostró mucho más agresivo en el plano ofensivo y comenzó a desplegar todas sus armas, lo que le permitió hacer valer su poderío, tras una melé a 5 metros, para que Juan Ramos se plantara solo en la línea de ensayo de los queseros y sumara otros siete puntos para su equipo (10-6).

Pero ese ensayo, lejos de amedrentar al VRAC, le dio más impulso para jugar en abierto y mostrar sus cartas, lo que derivó en un nuevo golpe cerca de palos que, de manera sorprendente, falló Alfeld, con lo que se llegó al descanso con el 10-6.

De nuevo fue el Quesos el que tomó la iniciativa en la segunda mitad, con un nuevo golpe de castigo que pasó Alfeld, pero los locales seguían dominando el encuentro en muchas facetas y, tras un maul, Mamea posó el oval en la línea de ensayo para, con el posterior acierto de Mata, aumentar la ventaja del Chami (17-9).

Un nuevo fallo en la línea del cuadro colegial otorgó otro golpe al VRAC para que Anfeld redujera distancias (17-12), lo que le dio impulso para mantener el ritmo y provocar un nuevo golpe con el que la ventaja local quedó reducida a la mínima expresión (17-15), a falta de diez minutos.

Pero El Salvador no estaba dispuesto a ceder la victoria y no tardó en situarse en la línea de 22 para lograr un nuevo golpe, en el minuto 71, al que se añadió uno más en el 79, que dejaría el resultado en el definitivo 23-15.