El Norte de Castilla

rugby

Valladolid se vuelve a dividir en dos bandos

Partido entre el Chami y el Quesos.
Partido entre el Chami y el Quesos. / A. Mingueza
  • El SilverStorm El Salvador y el VRAC Quesos Entrepinares juegan el domingo el primer derbi de la temporada a una semana de medirse de nuevo en la Supercopa

Valladolid volverá a dividirse en dos partes, en dos bandos separados por una sana rivalidad deportiva. Por un lado, los chamizos, líderes ligueros con pleno de puntos y hacedor del doblete –Liga y Copa– de la pasada campaña. Un bloque retocado lo justo y a la espera de un apertura foráneo que de momento se va a hacer esperar. El favorito. En otro lado de la balanza, el VRACQuesos Entrepinares, un equipo en pleno proceso de reconstrucción tras un año en el que solo logró un título aunque estuvo en tres finales más. Buenos fichajes sobre el papel y apuesta por canteranos que piden minutos en el primer equipo. En definitiva, un equipo hecho y otro a media cocción, al que posiblemente le llega pronto esta cita de marcado aspecto emocional. Es mucho más que un encuentro de rugby.

Sin duda, lo más llamativo es que el derbi tendrá un ‘remake’ dentro de siete días en el mismo escenario, en Pepe Rojo. Este domingo, a las 12:30 horas, toca compromiso liguero. Una semana exacta después los dos equipos vallisoletanos se volverán a ver las caras en el mismo lugar y con la Supercopa de España como premio para el ganador. Lo poco gusta y lo mucho cansa, pero el calendario es soberano y ha decidido que estos dos equipos se enfrenten de manera consecutiva.

El cartel de favorito, si es que en un derbi hay favoritos, lo lleva esta vez el SilverStorm El Salvador. Sus títulos en la temporada pasada así lo corroboran. Ha ganado en solidez adelante con la llegada de los pilieres argentinos Wozniak y Alvarado. Ha sumado al joven Jaime Mata, que se ha visto con minutos ante la ausencia del apertura que debe venir desde fuera de nuestras fronteras, al parecer de Sudáfrica, a cubrir la salida del equipo de Sam Katz. La marcha de inglés es importante por todo lo que aportaba al equipo, puntos con el pie y la mano y juego táctico cuando el equipo más sufría en el campo. En el Quesos, seguro que no va a echar de menos a Katz.

En el capítulo de bajas, Juan Carlos Pérez tiene la ausencia segura de Pablo Reneses y la duda de Johny Carter, que arrastra molestias a consecuencia de un golpe.

El VRAC, por su parte, ha reforzado su primera línea con un viejo conocido como Ovejero y el neozelandés Pita. En la demarcación de apertura ha llegado otro neozelandés, Alfeld, un jugador de calidad contrastada. En la tercera línea ha fichado al argentino Basso y al neozelandés Paila, un ‘8’ que ha sumado tres ensayos en los dos partidos ligueros que ha disputado hasta el momento el quince azulón.

Diego Merino sí podrá contar este fin de semana con el segunda sudafricano Jakobus Ferdinand Horn, una vez resueltos los problemas con su ‘transfer’, y el neoezelandés Va’a Mailei Vaatauonafanu, un centro que viene a consolidar la tres cuartos quesera. Llamativa la presencia de los canteranos Ramón Valentín-Gamazo y Álex Alonso en el primer equipo. El centro debutó el pasado domingo, mostró buenas maneras y anotó su primer ensayo en la División de Honor. Se trata de un jugador de enorme proyección.

Este derbi puede marcar el de dentro de una semana, ese en el que sí hay en juego un título, el primero de la temporada. La parte emocional de este tipo de duelos hace que normalmente sean igualados, muchas veces se resuelven en los instantes finales o hay opciones de triunfo para ambos hasta el final. El nivel de juego suele ser inversamente proporcional a la intensidad y ganas que le ponen ambos quinces.

Este domingo, con los chamizos como locales, se juega el primer derbi de la temporada. La ciudad vuelve a partirse en dos bandos irreconciliables en lo deportivo. El azul de unos y el albinegro de otros. El duelo está servido. Dos domingos consecutivos para ver el equipo que es el mejor de Valladolid.