Análisis

El Mundial MotoGP 2017 en 5 claves

Marc Márquez. / Foto: AFP | Vídeo: Europa Press

Marc Márquez consiguió con sufrimiento su cuarto campeonato, el más igualado de los que se recuerdan en el que hubo caídas y tensión, para seguir aspirando a ser el mejor de la historia

BORJA GONZÁLEZCheste

1- Una segunda mitad de 10

«En la segunda parte de la temporada casi me pondría un 10. He estado todas las carreras en el podio, quitando Malasia, sobreponiéndome al problema del motor, porque quieras o no afecta a la confianza. Esta segunda parte ha sido perfecta». Marc Márquez se caía en la carrera de Francia, quinta de las dieciocho pruebas del Mundial. Salía de allí a 27 puntos del líder, Maverick Viñales. Dos semanas después, en Italia, finalizaba sexto, lo que le dejaba a 37 puntos del de Yamaha. Contaba el campeón de 2017 después de la carrera de Valencia que había tenido que ir al médico porque se había dado cuenta de que estaba perdiendo pelo. El galeno lo achacó al estrés. Las cosas no estaban saliendo como el de Cervera esperaba, el campeonato se estaba yendo al garete. Aunque supo salir de ese agujero, y de qué manera. El trabajo durante los entrenamientos privados, más el cambio del neumático delantero de Michelin, dieron un vuelco a la situación. En Alemania conseguía su segunda victoria de la temporada. A partir de ahí, enlazó el triunfo en la República Checa, un segundo en Austria, el cero por rotura de motor en Silverstone, las victorias de San Marino y Aragón, otro segundo en Japón en un mano a mano con Andrea Dovizioso similar al de Austria, otra carrera ganada en Australia, el cuarto bajo la lluvia de Malasia y el tercero con cierre de título de este domingo.

2- 27 caídas

Una barbaridad. Aunque es algo que pasa de interpretarse como un talón de Aquiles del campeón a considerarse como una virtud por la capacidad de Márquez de exprimir los límites de su Honda. «Una de las claves es que no pierde la confianza, se cae muchas veces pero no pierde la confianza y eso que, normalmente, cuando te caes mucho sueles perder confianza y si te haces daño más todavía. Pero consigue saber caerse, o consigue no hacerse daño al caerse o entrenarse de alguna manera para no hacerse daño y eso es de alguna manera lo que hay que intentar comprender o aprender porque es un punto que demuestra que le permite arriesgar sin dar pasos atrás». El análisis de Dani Pedrosa, su compañero de equipo, sobre un dato que tanto Márquez como su equipo se han propuesto mejorar para 2018. Demasiado riesgo en una competición tan apretada.

3- ¿Dovizioso?

«Soy sincero: a principio de temporada nunca habría puesto a Dovi en la quiniela. Cuando Dovi ganó en Mugello dije: '¡Bien! Ha ganado Dovi y le he restado puntos a Viñales y a Rossi'. Ganó en Montmeló y pensé 'bueno, es Dovi, han quedado detrás los otros'. Y al final ha sido el rival más fuerte.». La reflexión de Márquez es la reflexión del paddock. «Si alguien te dice que esperaba que Andrea iba a pelear por el título estaría mintiendo», dijo con una sonrisa Livio Suppo, el máximo responsable de Honda, en Phillip Island, con el campeonato en plena ebullición. «Este año he derribado muros personales y he entendido que podía hacer más. Y que este trabajo no se puede hacer solo. Estoy tan satisfecho que no puedo estar triste por lo que ha pasado en la última carrera: no hemos perdido. Felicito a Marc y a su equipo porque han sido los más fuertes, aunque nosotros también lo hemos sido. La gente me mira ahora de manera diferente, y esta es una satisfacción muy bonita». MotoGP ha ganado otro 'fantástico'.

4- El bajón de Viñales y Yamaha

Arrolló en la pretemporada, y ganó las dos primeras carreras del año. Además, mantuvo el liderato hasta el séptimo gran premio, el de Cataluña. Aunque a partir de ahí, también coincidiendo con el cambio del neumático delantero, Maverick Viñales comenzó una cuesta abajo, con una sorprendente pérdida de competitividad y de confianza en su moto que, en cierta medida, también tocó en el otro lado del box, el de Valentino Rossi. El italiano no duda en aceptar que incluso sin haberse lesionado no habría podido pelear por el título, y apunta a un problema con la Yamaha. De hecho, y en un movimiento desesperado, los dos pilotos montaron el domingo de Cheste el chasis de 2016, ese con el que Johann Zarco se ha convertido en la gran revelación del año.

5-El Mundial de la igualdad

Aunque no se llegó a lo de los nueve ganadores distintos de 2016, lo cierto es que la general de la clase reina ha vivido casi hasta el final del año con una igualdad sorprendente. Márquez y Dovizioso, Viñales, y también Rossi y Pedrosa, se fueron manteniendo en esa parte alta de la tabla hasta más allá de la mitad del curso, justo cuando Márquez comenzó a acelerar, un acelerón que sólo Dovizioso aguantó. Cinco pilotos y tres marcas, porque Ducati ha llegado a la cabeza de MotoGP para quedarse, con el atractivo de ver de lo que será capaz de hacer Jorge Lorenzo en su segundo año con la marca italiana.

Fotos

Vídeos