motociclismo

Archivada la denuncia de una aficionada contra Rossi por agresión

Valentino Rossi.
Valentino Rossi. / José Jordán (Afp)
  • El motivo es que la denunciante no especificó de forma concreta la agresión sufrida el pasado mes de noviembre en el circuito valenciano de Cheste

El Juzgado de Instrucción número 3 de Requena ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra Valentino Rossi debido a que la aficionada que supuestamente recibió una patada por parte del piloto italiano en el circuito valenciano de Cheste no especificó de forma concreta la agresión sufrida.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, la denunciante sólo se refirió en su escrito "a los malos modos" del piloto, sin precisar que le hubiera dado una patada o un empujón, ni las palabras que le dijo. Por este motivo, la jueza considera en su resolución que no se ha justificado debidamente la comisión del delito y explica que, pese a que la denunciante aportó un parte de lesiones, "en la redacción de los hechos denunciados manifiesta que interpone la denuncia por los malos modos de Valentino Rossi, sin indicar qué́ expresiones fueron las que éste profirió y que pudieran ser constitutivas de ilícito penal".

Los hechos ocurrieron el pasado mes de noviembre en una de las jornadas de entrenamiento del Gran Premio de Motociclismo de Valencia, celebrado en Cheste, cuando la denunciante se estaba haciendo unas fotos con un móvil y un palo selfie en el paddock del recinto deportivo, y el piloto circulaba una moto de pequeña cilindrada, tipo scooter.

La aficionada explicó en su día a los medios de comunicación que recibió una patada y un codazo de Rossi, al que criticó por no pedirle disculpas por lo ocurrido. El incidente fue captado por las cámaras de televisión y en las horas siguientes se difundió por las redes sociales. "Cuando vi que alguien me empujaba y me di cuenta de que era Rossi, pensé que habría sido sin querer, pero al día siguiente, cuando vi el vídeo, aluciné porque me había dado una patada y un codazo y, además, me dijo algo que no entendí. También vi que lo había hecho a propósito", señaló.

La denuncia fue recibida por el Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia, en funciones de guardia en el momento de los hechos, quien remitió la causa al Decanato de los Juzgados de Valencia. Por orden de reparto, el asunto recayó en el Juzgado de Instrucción 12, quien, a su vez, se inhibió al Juzgado de Requena, partido judicial que corresponde al lugar donde sucedieron los hechos.