El Norte de Castilla

gp de san marino

Binder prepara su primera bola de partido

Brad Binder celebra la victoria del GP de San Marino.
Brad Binder celebra la victoria del GP de San Marino. / AFP
  • Quinta victoria del sudafricano y gran tercer puesto de Mir

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Si después de Silverstone la sensación era la de que Moto3 estaba lista para sentencia, tras la carrera de Misano la cosa quedó todavía más clara. Brad Binder, desde la ‘pole’, no dejó que Enea Bastianini le quitase el quinto triunfo del año en un mano a mano que el sudafricano resolvió con esa solvencia propia de los dominadores. En la última vuelta midió a su rival, un piloto nacido a pocos kilómetros del trazado adriático, y con una espectacular frenada se quedó con el primer puesto para mantenerlo hasta ver la bandera de cuadros. Otra espectacular exhibición de un piloto que, de no haber cometido un error absurdo en Brno, cuando lideraba la prueba con un amplio margen y se fue al suelo, ya sería campeón del mundo. A falta de cinco carreras, Binder concretó su primera bola de partido, la que tendrá en dos semanas, en el Motorland de Aragón. Allí, con terminar primero o segundo se garantizaría el título con casi un cuarto de campeonato por disputarse, una auténtica barbaridad.

Bastianini, segundo en Misano, escaló hasta ese mismo puesto en la general tras el error de Jorge Navarro, quien forzó el ritmo tratando de no dejar escapar a los dos primeros, lo que le hizo terminar por los suelos por segundo domingo consecutivo –sufrió una luxación del hombro izquierdo-. El valenciano mantiene aún opciones matemáticas en la general, al igual que Bulega, Bagnaia y Mir. «Matemáticas, sí; humanas, no», dijo entre risas el mallorquín, quien remontó desde el puesto 15 hasta el tercero en una pelea con Bulega en la que tuvo que resolver el contratiempo de tener que dejar pasar al italiano a dos vueltas para el final por una sanción tras rebasar los límites del trazado. «Yo creo que si no me llegan a penalizar creo que hubiera llegado», aseguró Mir, quien aun así valoró de forma muy positiva su remontada y el segundo podio mundialista. «Ha sido una de mis mejores carreras, saliendo desde tan atrás, en un circuito como este tan estrecho, donde todos estamos muy pegados… Ha sido una carrera que sabe a victoria», señaló.