Gran Premio de Gran Bretaña

La cuesta arriba de Silverstone

Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Austria. /Christian Bruna (Efe)
Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Austria. / Christian Bruna (Efe)

A dos Grandes Premios del parón veraniego, Fernando Alonso reestrenará la tercera versión de la unidad de potencia Honda, en medio de fuertes rumores de espantada de los nipones

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

No por menos previsto, duele menos. Fernando Alonso vive constantemente con esa sensación que, quien más quien menos, ha tenido alguna vez cuando se va a caer. Esos segundos en los que sabes que la gravedad va a ejercer su efecto en su máximo esplendor, y que vas a dar con tus manos y tus piernas en el suelo. Es lo mismo que le ha ocurrido a Alonso: sabía que, tarde o temprano, la ineptitud de Honda para darle ya no un motor competitivo (que eso es una quimera), sino uno duradero le iba a pasar factura.

El asturiano reestrenará la tercera versión de la unidad de potencia (esa que falló el pasado sábado en Austria), por lo que asumirá una fuerte penalización de posiciones en parrilla. Alonso se resignaba, porque ya lo veía venir, pero eso implica que en un difícil circuito como el de Silverstone tendrá que pelear más de lo deseable por llegar a los puntos. Ya es casi una tradición: Alonso no llega al verano sin que haya sido penalizado.

No es el mejor momento para que tienten la suerte con respecto a Alonso. En McLaren están en un momento crítico, por mucho que todo sean sonrisas de puertas hacia afuera. La escudería británica tiene abiertos dos frentes muy serios a la vez y que probablemente afecten uno al otro.

Por un lado está el asunto de los motores. Honda, la gran señalada por todos como la culpable de todos los males habidos y por haber en Woking, se ha hartado de sentir vergüenza, una de las sensaciones que más duelen a los japoneses. La decisión de irse de la Fórmula 1 está tomada, y ahora sólo queda por decidir la fecha. No es casual, no obstante, que no hayan anunciado ya la ruptura con McLaren. Ambas partes son conscientes de que el primero que dé el paso es quien va a tener que pagar la cláusula por ruptura del contrato. Aunque las últimas informaciones desde Alemania apuntan a que Honda tomará una decisión hacia octubre, para McLaren no hay tanto tiempo. El desarrollo del coche de 2018 debe comenzar cuanto antes, dado que el de 2017 ha sido un proyecto absolutamente fallido. Contar con un motor Honda, un motor Mercedes o un motor Ferrari (este es el sueño que tienen en Italia) varía mucho el planteamiento para la próxima campaña.

Paralelamente, y con ciertas conexiones con lo anterior, está la decisión que debe tomar Fernando Alonso en torno a su futuro. Flavio Briatore, que si no ejerce de agente de Alonso actúa aún como tal, avisaba hace unos días que quizá se supiera algo acerca de lo que vaya a decidir antes del parón de verano. De momento, no le están poniendo las cosas fáciles para seguir en McLaren: Alonso partirá último en Silverstone, y veremos si las dos semanas que hay hasta que llegue la cita de Hungría no inclinan la balanza hacia un lado o hacia otro. «Mejor una sanción aquí», se conformó el asturiano, consciente de que tarde o temprano le iba a caer el castigo.

Tampoco va a ser una carrera sencilla para Carlos Sainz, o al menos el prólogo no ha sido el esperado. Este jueves, durante las revisiones habituales de los comisarios para comprobar que todo está en orden, detectaron que una de las piezas del Toro Rosso del español no cumplía con la reglamentación. El piloto madrileño estuvo en riesgo de ser excluido de la carrera porque se encontraron que estaba dañada una cuerda de fijación de las ruedas. Un malentendido, según el equipo, hizo que estos se negaran a cambiarlas, por lo que el coche fue acusado de inseguro y, por tanto, no elegible según el artículo 12.1.1.b del código deportivo de la FIA.

Al final, todo quedó en una anécdota y el madrileño podrá estar en la pista, con el objetivo de conseguir los puntos en Silverstone. «Va a ser una carrera similar a la de Austria. Tuvimos una buena clasificación en la Q3, pero por desgracia no tuvimos una buena carrera. Esperamos que se puedan conseguir puntos en esta», deseó el joven Sainz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos