El Norte de Castilla

gp de singapur

Rosberg da la vuelta a las apuestas

Nico Rosberg, durante la sesión clasificatoria del GP de Singapur.
Nico Rosberg, durante la sesión clasificatoria del GP de Singapur. / EFE
  • Cuando menos confiaban en los Mercedes, el alemán arrasó con el récord del circuito de Singapur, donde Sainz y Alonso saldrán sexto y noveno, respectivamente

Singapur está considerado uno de los grandes casinos de Asia, junto a Macao. En la ciudad-Estado se encuentra uno de los centros de juego más importantes del mundo, y este fin de semana muchas apuestas le arrebataban el papel de favoritos a los Mercedes. En un circuito desfavorable a sus características, Nico Rosberg se sacó una vuelta colosal que, además, es la más rápida que se ha dado en el circuito: 1:42.584. El germano no sólo dejó a casi un segundo a su compañero Lewis Hamilton, que falló en su intento bueno por hacerse con el primer puesto, sino que además dejó atrás a los Red Bull, sus grandes rivales este fin de semana.

más información

Lo más sorprendente es que lo hizo con un coche que no le da buenas sensaciones: durante toda la jornada, desde los libres de la mañana, se estuvo quejando de un excesivo sobreviraje que le privó de conducir a su gusto. Sea un farol o una realidad, Rosberg celebra sus 200 grandes premios con su 29ª ‘pole’, de momento, con lo que iguala las conseguidas por el mítico Juan Manuel Fangio. Eso sí: el argentino sólo tardó 50 GP’s en alcanzar esta cifra.

Daniel Ricciardo, segundo, y Max Verstappen, cuarto, claudicaron en la clasificación pero porque echaron el resto para la carrera. Ambos saldrán con neumáticos superblandos y no ultrablandos, como los Mercedes, por lo que su estrategia para este domingo será bien distinta al resto: podrán estirar su primera parada en boxes bastante más que el resto de pilotos.

En la Q3, además de los habituales, estuvieron dos pilotos que llegaban con muchas dudas: Carlos Sainz y Fernando Alonso. El madrileño, por sexta vez este año, pasó el corte de la Q2 y lo hizo con garantías, como su compañero Daniil Kvyat, a quien sigue arrasando. Si mérito tuvo llegar al ‘top 10’ del día, igual o más lo tuvo su resultado final, sexto, su segunda mejor clasificación del año gracias a una vuelta inmejorable. Y para este domingo aspira a mantener, al menos, esa posición. «El ritmo de carrera está», confirmaba, sonriente, a los medios de comunicación, aunque admitió que el escenario les es muy propicio. «Esto demuestra que depende mucho del circuito, porque hay circuitos en los que va muy bien, pero en otros con largas rectas no funciona nada», dijo Sainz.

En la misma línea optimista se mostraba un Fernando Alonso a quien la suerte le acompañó un poco más en la clasificación. El piloto asturiano logró su cuarta Q3 de la temporada gracias, en parte, al accidente de Grosjean al final de la Q2. El francés (lleva todo el fin de semana quejándose de problemas de frenos) se estrelló contra las protecciones de la curva 10 y provocó una bandera amarilla que obligó a frenar a todos los pilotos que venían detrás de él. Alonso ya había pasado, por lo que no tuvo que levantar el pie del acelerador más de lo necesario.

A diferencia de Sainz, Alonso no es tan optimista con las sensaciones del coche y apuesta todo a la estrategia. «Será clave, y espero que las cosas puedan ponerse un poco de cara para nosotros, especialmente si hacemos una buena salida, atacamos en la primera curva y salimos en una buena posición al final de la vuelta 1», declaraba tras la clasificación.

'Lagarto, lagarto' en Ferrari

En algunas culturas, como la egipcia, los reptiles están considerados animales con ciertas facultades y que atraen buena suerte. Quizá Sebastian Vettel deba buscar al varano (un lagarto gigante) que se cruzó en la pista durante los terceros libres para intentar atraer las buenas vibraciones. El piloto alemán, quien más veces ha ganado en Singapur, partirá último por una extraña avería que le dejó fuera en la Q1.

Ni siquiera pudo superar a los Manor por culpa de la rotura de una barra estabilizadora en la trasera de su Ferrari que le hizo dar una vuelta prácticamente entera a tres ruedas. Por primera vez esta temporada, a Vettel le tocará remontar desde el fondo de la parrilla, y en un circuito donde adelantar es muy complicado (como en todos los urbanos), todo resultado que le acerque a los puntos será una proeza.