ALEJANDRO DÍEZ RIOL

«Soy un pionero porque intenté dar a conocer la Montaña Palentina»

Alejandro Díez Riol recoge el premio de Nicolás González, director del Parque de Gredos./EL NORTE
Alejandro Díez Riol recoge el premio de Nicolás González, director del Parque de Gredos. / EL NORTE

A sus 83 años, tras recoger en Ávila el galardón a toda una vida en lo más alto, extiende el reconocimiento a todos los alpinistas palentinos

E. B. PALENCIA

Alejandro Díez Riol acudió, orgulloso y con sus pantalones de montañero, a recoger el premio a la trayectoria en la montaña, que le otorgó la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León. Sabía que el viaje le podía afectar, pero no le importó. Su amigo, una especie de hijo, como le define, Vidal Rioja, le recogió el sábado por la tarde de su casa en Cervera y le llevó hasta el Palacio de Los Serrano, en Ávila, para ganarse la ovación de la noche por toda una vida buscando las cumbres y mostrando al mundo el montañismo.

Recogido ya el galardón, que aún no ha decidido en qué pared colgar, tuvo que estar día y medio en cama para recuperarse del viaje de ida y vuelta en pocas horas hasta Ávila. «Ya no estoy para tirar cohetes y este viaje ha sido una paliza para mí», reconoce el montañero que se pasó todo el domingo y parte del lunes en la cama. Su esposa no pudo acudir a verle recoger su premio porque estaba enferma.

«Es un reconocimiento increíble y estoy muy contento con el premio. Mi trayectoria es del siglo pasado», afirma Alejandro Díez Riol, que logró la plaza de maestro y pidió como destino Cervera, para estar más cerca de sus queridas montañas y por el agua transparente de la zona norte de Palencia.

Díez Riol tiene 83 años y lleva toda la vida ascendiendo a las montañas, ya sea con Los Faquires, para hacer fotografías o para escribir libros, como ‘Historia del montañismo palentino’, que tanto ha ayudado a dar a conocer esta disciplina por el mundo. «Me considero un pionero porque intenté siempre dar a conocer la Montaña Palentina», señala el montañero.

Díez Riol no puede evitar compartir con el público que asiste a la entrega de premios su amor por Ávila. «Sí que es casualidad, que en el año 1950 yo vine a Ávila a tener mi primer contacto con la escalada. Ascendí junto con unos cuantos palentinos amigos míos todas las cumbres de Gredos. Y 67 años más tarde, he vuelto a Ávila a recoger un premio», señala, con orgullo.

Díez Riol acudió con alguno de sus compañeros de Los Faquires, como se hacían llamar este grupo de cuatro montañeros, los que perdieron la vida cinco años más tarde en la pared nordeste del Curavacas.

Otros premiados

«Es un reconocimiento increíble, pero no solo para mí, sino también para el resto de palentinos premiados en la gala del sábado», afirma. «Había gente muy preparada allí», añade con orgullo. Díez Riol siempre ha trabajado para divulgar el montañismo y la montaña palentina por el mundo. El accidente de 1957 hizo mucho daño al montañismo, que prácticamente desapareció hasta los años setenta.

Junto a la trayectoria de Díez Riol, fueron premiados los siguientes montañeros palentinos Mercedes Alba, que recogió el premio al alpinismo por su expedición Cho Oyu; Germán de la Puente por ascender diversas cascadas en el circo Gavarnie; Juan José García y Nuria Domínguez, por su éxito en las carreras por montaña; Isabel Villán y Pablo Alonso, por proclamarse campeones regionales de Boulder; y José Luis Rey, campeón de Castilla y León de Marcha Nórdica.

=

Fotos

Vídeos