193 participantes desafían al frío y a la nieve en el Trail Ciudad de Palencia

Participantes en el Trail Ciudad de Palencia./ANTONIO QUINTERO
Participantes en el Trail Ciudad de Palencia. / ANTONIO QUINTERO

Héctor López y María Bayón se enfrentan al frío y se proclaman campeones de la prueba que se desarrolló por el monte El Viejo

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPALENCIA

Una cazuela de té humeante esperaba, junto con bandejas de fruta, barritas de cereales, frutos secos, chocolate y gominolas, a todos los valientes que enfrentándose ayer al frío, a los desniveles y al monte El Viejo se calzaron las zapatillas para competir en el VIII Trail Ciudad de Palencia, que contó con 193 participantes.

Con una salida por goteo desde la dársena del Canal de Castilla -donde también estaba establecida la meta-, los corredores comenzaban la carrera con un margen de dos horas, después de ponerse los dorsales y activar el chip, con dos circuitos diferenciados para todo tipo de corredores. La distancia corta, más asequible para principiantes, costaba de 12,5 kilómetros y contó con 94 atletas, que desafiaron al frío y a la nieve que les dio la bienvenida en la cima del monte El Viejo; mientras que el resto de participantes -99 corredores- se enfrentaron a 23 kilómetros de desnivel, barro y nieve.

El palentino Héctor López Macho, del Puentecillas Palencia Trail, paró el cronómetro en 1h40m10s y se proclamó vencedor de la prueba de 23 kilómetros, seguido de Jorge Grandoso, del CD Solorunners Valladolid, con un tiempo de 1h43m15s. Completó el podio, Alexander López del Puentecillas Palencia Trail (1h48m08s).

En categoría femenina, la primera corredora en completar los 23 kilómetros del recorrido de montaña era Rosario María Bayón, del Trail Run Sport Toro, que paró el cronómetro en 2h09m40s. Con mucha distancia entró la segunda clasificada, Virginia Martín, del Palencia Trail (2h23m01s). Subió al tercer cajón del podio, Isabel Cáceres, de Solorunners (2h37m29s).

193 corredores participan en la prueba de montaña, a pesar de la nieve y el frío

Para esta octava edición, los organizadores de la carrera contaban con una sorpresa, ya que habían modificado el recorrido haciéndolo un poco más largo -de 21 kilómetros a 23- y cambiando caminos por senderos, para hacerlo un poco más atractivo para los corredores.

Los más rápidos en la distancia de 12,5 kilómetros fueron César Gallego, del Triatlón Campos de Castilla, con un tiempo de 53m40s, seguido de Mario Lozano y Jaime Pedrero. Mientras que en categoría femenina se impuso Soraya de la Cruz (1h11m59s) de Clece, seguida de Cristina Cuella y Rocío Diago.

Nuevo éxito

«Estamos muy contentos con el éxito de participación y, además, todo el mundo nos está felicitando al cruzar la línea de meta por el cambio de recorrido», señalaba Chema Mediavilla, de Linum Berco, mientras aún se desarrollaba la prueba y quedaban 65 corredores por llegar a la Dársena del Canal. Mientras, los que terminaban el recorrido se agolpaban en la carpa del avituallamiento, donde todos los corredores se surtían -sobre todo-de fruta y de gominolas o chocolate. Al lado, se había montado una segunda carpa donde los corredores comentaban la carrera, sus sensaciones y los nuevos circuitos, mientras esperaban al resto de compañeros y a saber la posición final en la que habían quedado, ya que al ser la salida en goteo, hasta que no entrase en meta el último no se podían conocer las clasificaciones.

«Los corredores han podido disfrutar de la carrera sin el aire y, a ratos, los ha acompañado la nieve, que correr así es muy bonito y bucólico», agrega Mediavilla, mientras lee el chip de un nuevo participante que acaba de cruzar la línea de meta. Nuevo éxito de participación en una carrera solo apta para valientes y atrevidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos