Meteórica carrera

El vallisoletano David Dosuna logró este título internacional en la localidad italiana de Taranto

David Dosuna /A. Mingueza
David Dosuna / A. Mingueza
Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

David Dosuna Polo (Valladolid, 1989) empezó a competir en el mundo del culturismo hace tres años. Y su carrera ha sido meteórica. El pasado 14 de octubre, participó en el Mister Universo que se celebraba en la población transalpina de Taranto (Tárento en castellano), donde se reunieron más de un centenar de participantes de todos los rincones del planeta. Este fisicoculturista participó en la categoría Physique y se proclamó ganador. El año anterior acudió también a esta cita internacional y ya obtuvo un tercer puesto. Esta vez ha subido a lo más alto.

Dosuna es entrenador personal y regenta un gimnasio en Las Delicias, Train Hard. También ofrece entrenamiento en modo ‘on-line’. Todo empezó cuando abrió su establecmiento. «Tenía claro que debía probar desde dentro el entrenamiento, no ser un mero preparador», asegura. Su contacto con este deporte se inició hace una década. Hace tres años decidió dar el salto a la competición. Ha sido subcampeón de España y poco a poco ha ido engordando un palmarés que ha tenido la guinda con Mister Universo.

Reconoce que no entrena mucho tiempo, pero sí muy intenso. «Suelo trabajar alrededor de 45 minutos, pero con una intensidad muy alta. Entreno seis días a la semana y el domingo, aprovechando que el gimnasio está cerrado, me toca descansar», explica.

El 11 de noviembre tiene una competición importante. Sabe que está obligado a ganarla para poder formar parte de la selección española que acudirá a competir a Alemania. Es su objetivo inmediato.

La alimentación, uno de los aspectos básicos en el culturismo, no es algo que le quite mucho el sueño. «Durante el año me permito un poco de descontrol, pero, cuando me encuentro a un mes de la competición, me pongo más estricto con todo lo que tiene que ver con la dieta», señala.

Dosuna tiene claro que el fisicoculturismo tiene su público y que existe interés por practicar esta modalidad deportiva. «Cada vez hay una mayor afición», comenta. «El gimnasio atrae a la gente, que quiere hacer ejercicio y estar en forma. Luego, comienza el pique y de ahí se pasa a la competición».

El siguiente paso sería el salto al profesionalismo, un mundo que está centrado en los Estados Unidos. «En España no hay casi competiciones de carácter profesional y no merece la pena. Soy amateur, no tengo patrocinador ni nadie detrás. Tengo que correr yo con los gastos que genera competir, los viajes y demás. Aunque me diesen la oportunidad de poder dar el salto al profesionalismo, estoy seguro de que no cogería ese tren», argumenta este entrenador personal.

Sin duda, todo un logro convertirse en Mister Universo Physique con solo tres años centrado en lo que es la competición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos