Salvamento y socorrismo

Medio millar de nadadores en el Ciudad de Valladolid

Momento de la salida de una de las pruebas femeninas. /Ricardo Otazo
Momento de la salida de una de las pruebas femeninas. / Ricardo Otazo

Nueve socorristas rebajaron las marcas regionales en las piscinas de Parquesol y Soto de Medinilla

JESÚS DOMÍNGUEZVALLADOLID

La XVI edición del Trofeo Nacional de Salvamento y Socorrismo Ciudad de Valladolid fue todo un éxito. Aunque pueda sonar a tópico, así fue gracias a la cantidad de público que congregó en las tres sesiones en las que se dividió y a los buenos resultados, cuando menos a nivel regional, ya que se lograron batir nada menos que nueve récords en diferentes categorías.

Los socorristas zamoranos fueron los que rompieron más marcas, para ser exactos, cinco, cuatro de ellos de participantes benaventanos. En la categoría juvenil, los dos fueron de Javier Huerga, del CSS Benavente, que detuvo el crono en 0:33:41 en la prueba de 50 metros remolque de maniquí, rebajando la marca previa (0:34:78) en más de un segundo. En 200 metros supersocorrista, con un registro de 2:26:51, la reducción fue de más de cuatro segundos, puesto que la anterior, de 2:30:78.

Su compañera Carolina Ganado Amador consiguió el récord en la prueba de 50 metros remolque de maniquí absoluto con un tiempo de 0:38:71, dejando atrás el 0:39:92 de la anterior marca, mientras que ella misma, junto a Carmen Flórez Sanz, Cecilia Vecino de Castro y Marina Casado Alijas, consiguió la mejoría del mejor registro anterior en el 4x25 metros de remolque de maniquí, de 1:46:04. Lo dejaron en 1:40:72, nada menos, en otro importante hito logrado en el Trofeo.

El CSS Benavente no fue el único club que destacó en el Ciudad de Valladolid, empero. El también zamorano Raúl González Maeso, en su caso, socorrista del CSS Dragones, que consiguió el récord territorial en la categoría máster +40, en dos modalidades: los 100 metros socorrista y 50 metros remolque de maniquí, en la primera gracias a un tiempo de 1:02:50 frente al anterior de 1:05:37; y en la segunda con un registro de 0:35:34, superando así la anterior, de 0:43:13.

La base rompe el récord

En edades de formación, de etapas más bajas, también se dieron varios récords; en alevines, uno femenino y otro masculino, en ambos casos en pruebas de 25 metros remolque de maniquí. El primero fue de Yael Mantecón Ruiz-Santaquiteria (CD SOS La Bañeza), con un 0:20:34 que mejoró el 0:21:19 anterior, mientras que el segundo fue de David Piñán Galleguillos (CD SOS León), que dio un salto de casi un segundo con su 0:21:85, frente a un 0:22:73.

El último récord regional llegó de la mano del cadete bañezano Alberto Turrado Álvarez, que en los 100 metros remolque de maniquí con aletas superó una marca propia, que estaba en 0:59:49 y dejó en 0:58:55. Vino a confirmar el dominio leonés, compartido con Zamora, en lo que tocante a nuevas marcas mínimas. No obstante, bañezanos y leoneses, como zamoranos y benaventanos, se terminarían viendo por detrás de tres clubes en la clasificación final de las pruebas de piscina, en las que el campeón terminaría siendo uno de los equipos de fuera de Castilla y León, el Club Noja Playa Dorada de Cantabria, que precedió en la tabla al Club Deportivo Unión Esgueva, entidad organizadora de un Ciudad de Valladolid que al que acompañó el buen tiempo en las pruebas al aire libre del domingo, celebradas en la arena del Complejo Deportivo Soto de la Medinilla, además de un buen número de aficionados que dieron color y sus ánimos desde las gradas de la piscina de Parquesol, donde se celebraron las pruebas del sábado.

A los buenos registros anteriores hay que sumar, además, tres récords de España, que están pendientes de recibir la validación de la Federación Española de Salvamento y Socorrismo y que, igual que la participación de siete socorristas internacionales, vendrían a dar mayor lustre si cabe a una cita ya consolidada dentro del calendario deportivo.

Unión Esgueva, subcampeón

En cualquier evento el organizador parte con dos objetivos comunes: el primero, que todo salga rodado, y el segundo, además, intentar que ser un buen anfitrión no le impida ser ganador.

Lo primero se consiguió, además de por la calidad del evento, que no depende del Unión Esgueva más allá de lo puramente organizativo, por los resultados citados, pero también responsabilidad social que mostró por medio de la colaboración con la Fundación Intras, que se encargó de dispensar comidas tipo pícnic como ayuda a la inserción de personas con enfermedad mental, que fueron las que se emplearon en la cafetería que se improvisó en la piscina.

En lo estrictamente deportivo, si bien no pudo cumplirse el segundo deseo, sus integrantes obtuvieron una segunda plaza meritoria en todo caso, ya que, en este y en cualquier otro deporte, perder es lo normal si son tantos los rivales. No obstante, en las pruebas individuales –en las que puntúan hasta 15 socorristas– entraron en la zona de puntos en 46 ocasiones, a las que hay que sumar las puntuaciones de los relevos. En total, fueron veinte los podios que lograron, de los cuales cinco fueron primeros puestos.

Todo ello durante la jornada del sábado. En la del domingo, sobre la arena y en las pruebas de banderas, las primeras posiciones estuvieron más repartidas entre los diferentes clubes, cosechando menos éxitos el Club Noja Playa Dorada. La edición decimosexta del Trofeo Nacional de Salvamento y Socorrismo Ciudad de Valladolid terminaría con siete podiums, que se lograron entre las diez distintas pruebas celebradas de banderas y fueron la guinda a un fin de semana de récord y, en muchos sentidos, de triunfos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos