Atletismo

El leonés Saúl Ordóñez, bronce en los 800, con el salmantino De Arriba fuera de los metales

Ordóñez lcelebra su medalla de plata/
Ordóñez lcelebra su medalla de plata

El de Ponferrada, repescado por tiempos, sacó la vena competitiva para sumar una nueva medalla para España

El Norte
EL NORTEValladolid

Saúl Ordóñez, berciano de Ponferrada, sumó en Birmingham la segunda medalla para la delegación española. De bronce. Después de la que logró por la mañana Ana Peleteiro. Peor suerte corrió el salmantino Álvaro de Arriba, que planteó una carrera táctica y al que perjudicó la lentitud de la prueba.

Más noticias del campeonato

Ordóñez y De Arriba saltaron al tartán dispuesto a jugar sus bazas. El leonés, que está en Birmingham porque fue repescado y accedió a la final por tiempos, dispuesto a sacar todo su genio competitivo, consciente de que tenía poco que perder. El salmantino, por contra, sabedor de que era uno de los mejores tiempos (partía en la calle 5), optó por seguir su táctica de controlar desde atrás y aprovechar su potente final.

Pero la suerte o los hados andaban en la capital británica con otros pensamientos.

El caso es que a Ordóñez la táctica le salió redonda. Cuando tuvo que atacar, a falta de 400 metros, lo hizo con absoluto convencimiento, aprovechándose una primera vuelta de carrera francamente lenta. Comandó las dos últimas vueltas y solo en la recta final pudo ser superado por el polaco Kszczot y el estadounidense Windle. El de las barras y estrellas se llevó la plata en el cabezazo final porque marcó 1.47.99 por el 1.48.01 del español. Sin embargo, los jueces, que tanto protagonismo están teniendo en este campeonato, descalificaron al americano por una irregularidad durante una carrera por lo que Ordónez accedió a la plata, pero solo durante un par de horas, cuando los jueces devolvieron la plata a su rival.

Peor le fue al salmantino Álvaro de Arriba. La promesa más firme, con Husillos, de las medias distancias se encontró con una carrera que no terminó de acompasarse a sus características. Controló, o lo intentó, desde atrás, como en él es habitual, pero cuando tuvo que cambiar la marcha se dio cuenta de que los rivales tenían gasolina guardada. Su 1.48.51 atestigua que no era su día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos