El Deporcyl Guardo continúa haciendo historia

Los jugadores norteños celebran uno de los goles ante el Ribera Navarra. / JOSE CARLOS DIEZ

El equipo de Mikel Diestro se impone al Ribera Navarra por 6-4 en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey

EL NORTEPALENCIA

«Mis jugadores son tremendamente competitivos». Así describía Mikel Diestro a los suyos antes del partido más importante de la historia del Deporcyl Guardo. Lucha, esfuerzo, sacrificio y orgullo. Con estas armas, junto con su competitividad, el conjunto norteño desmontó y derrotó justamente a todo un equipo de Primera División como es el Ribera Navarra (6-4) y se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey haciendo historia con mayúsculas.

No cabía ni un alma en la Bombonevera, nadie se quería perder el espectáculo de los de Mikel Diestro. Salieron a la cita sin amedrentarse, ni achantarse ante los pupilos de Pato. Les tutearon desde el primer segundo y cogieron las riendas del partido sin contemplaciones. Tras varias ocasiones claras, llegó el primero de la noche, obra de Kuin. El capitán guardense, Beto, anotó el segundo gol norteño, mientras que Chochi y el meta Edu hacían los dos tantos siguientes para irse al descanso con 4-0.

Los navarros no estaban dispuestos a ceder tan fácil y tras el paso por los vestuarios, en ocho minutos, empataron el encuentro (4-4). Todo por decidir en los doce minutos restantes de juego. Y entonces llegó el norteño Morales y, por dos ocasiones, batió al cancerbero rival e hizo enloquecer al público guardense y a La Bombobrigada.

Los de Diestro supieron aguantar los ataques contrarios, que buscaban el empate en cada jugada, para fundirse en una piña amarilla en el centro de la pista tras el pitido final.

De los dieciséis equipos nacionales de fútbol sala que se han clasificado para los octavos de final de la Copa del Rey solo hay uno de Segunda División B y ese es el Deporcyl Guardo FS que, con su competitividad y su entrega, siguen haciendo historia.

=

Fotos

Vídeos