Gimnasia

en el Europeo de Bakú

Erica Sanz, durante un ejercicio. /El Norte
Erica Sanz, durante un ejercicio. / El Norte

Erica Sanz, David Franco, Hugo Martín y Andrés Martínez lucharán por las medallas en trampolín

RUTH RODEROVALLADOLID

Bakú les espera y ellos han partido de Valladolid con las mochilas cargadas de sueños e ilusiones. Y de trabajo, de muchas horas de entrenamientos infinitos que parecen no acabar. De días interminables entre camas elásticas, de sueños lejanos.

En Bakú, la capital y ciudad más poblada de Azerbaiyán, les espera el Campeonato de Europa de Gimnasia de Trampolín que se disputa del 12 al 15 de abril.

Erica Sanz (23-05-2003), David Franco (13-10-2002) y Hugo Martín (21-10-1998), del Gimnasia Acrobática Valladolid, y Andrés Martínez (16-07-2002) del CD Trampolín Arroyo, son parte de la expedición española que partió el pasado lunes camino al Europeo. Cuatro gimnastas vallisoletanos que sueñan con alcanzar una final europea.

La entrenadora Teresa Ginés será miembro del cuerpo técnico que acompañe a la selección española

A pesar de su corta edad, Erica tiene 14 años, David y Andrés 15 y Hugo 19, estos gimnastas ya saben los que es recorrer el mundo como Willy Fog.

El último de los viajes fue apenas hace unas semanas, a la Dutch TRA Open, que se disputó en la ciudad holandesa de Alkmaar. Allí estuvieron presentes Andrés Martínez y Erica Sanz.

Una inoportuna lesión

La vallisoletana afronta esta temporada buscando recuperar las buenas sensaciones y tratando de olvidar las lesiones que aparecieron en el peor momento del 2017, las que la privaron de poder subir al podio en el Campeonato de España que se disputó en octubre en Pisuerga, donde vio cómo sus propias rivales secaban sus lágrimas de impotencia al no poder demostrar todo lo entrenado durante la temporada.

Antes, apenas unos días, se disputó el Campeonato Internacional Ciudad de Valladolid, un torneo en el que tampoco pudo estar al 100%. Hasta Sofia (Bulgaria), fue de nuevo con su esguince, un esguince que luego descubría no era tal, para competir en noviembre de 2017 en el Mundial por edades de la especialidad. Aunque hizo lo imposible por dar lo mejor de ella misma, la lesión se lo impidió.

Ahora, Erica busca resarcirse de una rotura en el pie, que finalmente dio la cara al continuar con las pruebas diagnósticas, que le impidió competir a su nivel. Sigue sin estar al 100% y no podrá competir en Doble MiniTramp, porque su lesión no le deja correr, pero lo hará en individual júnior y sincronismo.

Loreto Ginés, una de sus entrenadoras, tiene claro que: «Erica está bien, todavía no puede correr, pero en trampolín está bien. Estuvo compitiendo con el pie roto, fue al Mundial con el pie roto y cuando volvió tuvieron que ponerle la escayola», se lamenta. «Ahora está saltando bien y el equipo si no falla puede pelear por la medalla», asegura.

De la suplencia a la medalla

Quienes seguramente puedan estar al acecho de del podio sea el equipos júnior masculino de Doble MiniTramp, donde el vallisoletano David Franco, premio Joven Promesa de la Asociación de la Prensa Deportiva de Valladolid 2016, formará parte.

David ya sabe lo que es subir a un podio europeo, lo hizo en Valladolid en el Campeonato de Europa de Gimnasia Trampolín que se disputó del 30 de marzo al 4 de abril de 2016. En este campeonato, David Franco fue el octavo clasificado en la modalidad doble MiniTramp individual júnior y subcampeón europeo por equipos en la modalidad de doble MiniTramp júnior. Un éxito si se tiene en cuenta que su participación inicial consistía en formar parte de la selección como gimnasta suplente.

La fortuna quiso que pudiese sustituir a un compañero lesionado, el trabajo le llevó a clasificarse para la final y a reclamar su sitio en una selección en la que cada vez llama más fuerte.

En octubre del año pasado, en el Torneo Internacional Ciudad de Valladolid, David Franco fue plata en la categoría 15-16 de Doble MiniTramp (DMT). A Bakú va con todas las opciones intactas de medalla, con la ilusión al máximo y con un hándicap que parece increíble: el equipo español es demasiado bueno.

«David está bastante bien, el problema es que la pelea es con sus propios compañeros y de los cuatro españoles solo dos pueden entrar en la final», explica Loreto. Donde sí pueden pelear por el Campeonato es en la clasificación por equipos: «Tienen muchas posibilidades, el equipo de David es buenísimo. Todos. Si no fallan pueden ser Campeones de Europa por equipos. Entre ellos están peleándose por las medallas, no con otros países sino con ellos mismos», lamenta Loreto.

David, en sincronismo y DMT

El último de los gimnastas del Club de Gimnasia Acrobática Valladolid que ha viajado hasta Azerbaiyán es Hugo Martín, el mayor de los vallisoletanos. Hugo competirá en DMT y buscará, al igual que sus compañeros, lograr colarse en la final. La prueba no es sencilla, pero todos los gimnastas están preparados para ello. «Nos quedaríamos satisfechos con que ellos actúen bien y salgan contentos. Si se consigue una final sería estupendo, pero sobre todo con que compitan bien, hagan un buen trabajo y se sientan contentos con lo que han hecho», explicaba Loreto.

Los entrenamientos forman parte de la vida diaria de estos gimnastas, unos gimnastas que se enfrentan a unos ejercicios donde se lo juegan todo: «Si todo va bien tienen posibilidades, pero en estas competiciones nunca se sabe. A veces, aunque lo hagas todos bien, como caigas un poco fuera de la zona te pueden estar quitando casi un punto, y al final las posiciones se deciden por décimas», sentencia Loreto.

Quien también llega en un gran momento a este Europeo es Andrés Martínez, el gimnasta del CD Trampolín Arroyo competirá en trampolín individual júnior y sincronismo. Lo hará después de la última competición internacional, la Dutch Cup que se celebró en la localidad holandesa de Alkmaar en marzo y donde compitieron las mejores selecciones júnior. Allí, el vallisoletano se colgó dos preseas de oro, la que consiguió en individual 15-16 masculino con una nota de 53.980 puntos y la que se consiguió como equipo junto a Eugeni de Vroe, Marina Chavarria y la vallisoletana Erica Sanz.

Andrés no es nuevo en estas lides a pesar de su juventud, en Daytona (Estados Unidos) se proclamó Campeón del Mundo en DMT en 2014, apenas tenía 12 años. Con él llegó el reconocimiento y el premio Pódium del Deporte en Edad Escolar, después fue el turno del bronce en el Mundial de Odense (Dinamarca), en 2015.

Ahora, tras las buenas sensaciones de la última competición, llega el turno del Europeo, una competición donde el objetivo es hacer una buena competición que le permita colarse en la final. Un sueño compartido por toda la expedición vallisoletana.

En el horizonte, aún más lejano que Bakú, está la próxima gran cita. Será en noviembre y en Rusia, donde se disputará el Mundial por edades. Un Mundial donde todos quieren estar y por el que buscarán volar alto en este Europeo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos