Hockey

El CPLV, campeón de la Copa del Rey

Marcos Pérez controla la pastilla / Rodrigo Jiménez

Las Panteras cayeron por 1-2 en un partido muy disputado que terminó en los penaltis

IRENE RUIZValladolid

Los goles al inicio de los dos tiempos de juego fueron la clave para los vallisoletanos del CPLV, que se alzaron con la Copa del Rey. Los de Ángel Ruiz, como ya ocurrió en la semifinal, impuso su juego caracterizado por el control total de la pastilla a lo largo de todo el partido. Así a los tres minutos los vallisoletanos ya mandaban en el marcador, a través del gol de Marcos Pérez. El tanto no cambio nada, los vallisoletanos siguieron imponiendo su juego mientras que Metropolitano se afanaba en hacerse fuerte desde la defensa.

Galería

A medida que avanzaba el juego el ritmo se iba intensificando. Los vallisoletanos dominaban el partido a través del control de la pastilla, mientras que los madrileños el contraataque. Una de las ocasiones más claras del Metropolitano llegó prácticamente al final del primer tiempo, cuando tras cruzar la pastilla el rematador no llegó a tiempo.

A los 30 segundos de la segunda mitad, tras un disparo de Guille Jiménez el rechace entre Olmo y el portero madrileño terminó dentro de la portería. Los vallisoletanos continuaron pacientes durante todo el encuentro. Al final el Metropolitano introdujo una marcha más al juego y fruto de su rapidez llegó el 2-1 definitivo. Y así, control tras control, conducción tras conducción, el CPLV se hizo con la Copa del Rey, la octava en su historia.

Prórroga y diez penaltis

Ritmo frenético en la final que enfrentaba a las Panteras ante el HC Rubi CP catalán. En los primeros minutos de encuentro todo indicaba que sería un duelo de infarto y de gran nivel, tanta fue la igualdad entre ambos combinados que la final de Copa de la Reina no se decidió ni durante el partido, ni en la prórroga, sino tras lanzar un total de diez penaltis.

La defensa del Rubi se intensificó a medida que avanzaba el encuentro. Cada vez presionaban mas cerca de la portería contraria. Tras un receso a mitad del primer tiempo, la pastilla parecía propiedad de las Panteras. Tras mover el juego de un lado a otro, Julia tuvo dos ocasiones, la primera tras mover la pastilla y disparar, en la segunda tras un disparo raso y mordiente pero ninguna llegó a finalizar el gol. El Rubi se adelantó en el marcador tras una larga jugada. Judith recibió a unos cuatro metros y conectó un disparo hacia el lado derecho de Sinovas. Quedaban apenas tres minutos para el descanso pero dos jugadas después llegó el empate. Tras una maraña en la portería catalana Sonia Abón se cruzó con la pastilla y prácticamente desde el suelo la empujó unos centímetros para colocar el 1-1 en el marcador. Las vallisoletanas podrían haberse adelantado en el marcador tras anotar un gol sobre la bocina del descanso.

Corría el minuto 15 del segundo tiempo cuando el Rubí cambió a Carolina Moreno por una jugadora de campo. El equipo catalán olía el gol desde hace varios minutos. Y así fue, dicho y hecho, con cinco jugadoras de cmapo y dejando la portería vacia logró adelantarse en el marcador una vez más. Lucia Ruiz, Julia Fouz y Alicia González cocinaban las jugadas y así, con paciencia y esperando el momento, Fouz logró hacer el empate cuando solo quedaban 5 minutos de encuentro. La prórroga se caracterizó por un ritmo muy rápido, ambos equipos querían dar dinamismo a su juego. A pesar de las numerosas ocasiones el encuentro se decidió tras el lanzamiento de diez penaltis. 1-2 para el Rubi que se proclamaba Campeón de la Copa de la Reina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos