ATLETISMO

Álvaro de Arriba, a por las medallas desde Sierra Nevada

Álvaro de Arriba posa con el chándal de su actual club, el FCBarcelona./MANUEL LAYA
Álvaro de Arriba posa con el chándal de su actual club, el FCBarcelona. / MANUEL LAYA

El salmantino, bronce europeo de 800 la pasada campaña, ya está entrenando en el CAR granadino para preparar la temporada

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Siempre piensa a lo grande. Y por ahora nunca falla. El salmantino Álvaro de Arriba afronta este curso su segunda temporada como atleta profesional en la que también tiene depositadas muchas esperanzas de crecimiento. En el verano de 2016 ya dio su primer gran salto de calidad plantándose en la final del Europeo al aire libre de Ámsterdam y luego acudió a los Juegos Olímpicos de Rio; la campaña pasada una competición brilló por encima de todas: el bronce de 800 en el Europeo en pista cubierta.

En las dos tuvo como ritual el entrenamiento en altura en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada (Granada), una experiencia que ya está viviendo este año adelantándola un par de meses para preparar sus nuevos retos debido a las ventajas que proporciona a los deportistas el entrenamiento en altura. El pupilo de Juan Carlos Fuentes, que también se encuentra en tierras granadinas estos días, inició la pretemporada a mediados de octubre y desde el pasado lunes y hasta el próximo día 27 de noviembre estará en Sierra Nevada. «Hemos decidido adelantarlo para hacer toda la base del invierno aquí. Luego ya volveremos a Salamanca o buscaremos un sitio de calor como Sevilla para proseguir. Aquí preparamos los cimientos de toda la temporada. Se entrena las 24 horas del día porque incluso durmiendo el cuerpo está trabajando», explica Álvaro.

No es la única novedad, porque Álvaro tiene pensado regresar dos veces más a la altura durante la transcurso de la temporada. «Después en enero volveremos, ya sea aquí o quizá en un sitio más cálido como Tenerife, un periodo más corto, como de unos 10-12 días para acabar de afinar para la pista cubierta. El año pasado tuvimos suerte con el tiempo, apenas nevó, pero si lo hace te limita mucho los entrenamientos en Sierra Nevada. Y luego ya más cerca del verano para la campaña al aire libre», relata el de La Sagrada afincado en LaFuente de San Esteban.

Este curso las dos grandes competiciones a nivel internacional son el 17º Campeonato del Mundo en Pista Cubierta de Birmingham, que se celebrará en Gran Bretaña del 2 al 4 de marzo de 2018, y luego ya en verano, el 24º Campeonato de Europa al Aire Libre en Berlín (Alemania), del 2 al 12 de agosto de 2018. En las dos quiere estar Álvaro de Arriba y además ser importantes en ambas.

«Después de la medalla del curso pasado en el Europeo indoor, no me vale con decir que quiero estar en el Mundial. Hablo desde la realidad y quiero meterme en la final y una vez allí pelear por todo, por las medallas. Los atletas europeos y americanos son muy fuertes en pista cubierta, pero los africanos pasan más de preparar el indoor. Son rivales a los que ya me he enfrentado. La medalla me ha hecho creer mucho en mis posibilidades», señala.

La mínima para estar en Birmingham es de 1.46.50 en pista cubierta o de 1.44.00 al aire libre. «Es muy exigente», relata Álvaro, que añade que «es como la del Mundial de Portland en el que ya estuve.La mínima no me preocupa porque queremos estar en 45 largos o 46 bajos en invierno».

Circuito indoor de la IAAF

Una de las novedades que tiene Álvaro de Arriba para esta temporada es participar en el circuito indoor de la IAAF (Federación Internacional de Atletismo), que consta de seis pruebas -una de ellas en Madrid-, que se asemejan a las Diamond League al aire libre pero en pista cubierta. «Queremos correr tres de ellas, seguro la de Madrid y luego dependiendo de las fechas porque alguna coincide con el Nacional absoluto, y también tengo que estar a buen nivel en la Copa del Rey con el FCBarcelona -el charro seguirá por segunda campaña seguida con el club catalán y con Nike-».

En España, el reto del salmantino es «ser doble campeón de España. El nivel del 800 es muy alto en nuestro país. Llevo varios años sin bajarme del podio y tengo que ir a los campeonatos pensando en el oro». Uno de sus máximos rivales, el récordman nacional Kevin López aún no ha desvelado si este año dará el ‘salto’ al 1.500.

Para el verano el Europeo de Berlín será su gran ambición. «Primero hay que estar en al final par poder luchar por las medallas. Sé que hay atletas a los que no les gusta hablar de forma tan abierta de sus objetivos, pero yo creo que decir lo que uno quiere no es malo. La ambición y mi estado de forma de los últimos años me hacen plantearme grandes retos», argumenta el atleta.

Otra de las novedades de este curso es la inclusión en su equipo de trabajo del psicólogo Pablo del Río -cuenta con nutricionista desde el año pasado-. «Es el del Comité Olímpico y ha trabajado ya con muchos atletas de 800.Se trata de aprender a gestionar mejor la presión. Una mejora de un 1% a alto nivel puede suponer una medalla o una marca personal, toda ayuda es buena», finaliza el atleta Álvaro de Arriba.

Fotos

Vídeos