deportes de invierno

Los Mundiales de esquí alpino: la antesala de los Juegos

Lindsey Vonn, en una competición.
Lindsey Vonn, en una competición. / Getty Images
  • «La realidad ahora mismo para España es que la posibilidad de medalla es muy remota», cree Carolina Ruiz, exprofesional y comentarista de Eurosport durante la cita de St. Moritz hasta el 19 de febrero

Los Juegos Olímpicos de Invierno son siempre un evento especial, pero en 2018 lo serán más que nunca. Por primera vez en casi 100 años de historia, Corea del Sur acogerá una competición que coronará a los reyes del hielo y la nieve: snowboard, skeleton, patinaje artístico, bobsleigh, curling, hockey... y por excelencia, esquí alpino. Esta disciplina celebra su Campeonato del Mundo un año antes de la cita de Pyeongchang, en la emblemática ciudad suiza de St. Moritz. Paul de la Cuesta, que participó en dos Juegos Olímpicos y cuatro Mundiales, considera «el Mundial de St Moritz es la prueba más esperada de la temporada por los corredores. La planificación está orientada para llegar al 100% a esta época del año. La clasificación para los equipos grandes es muy dura para este tipo de eventos, y en las pruebas de velocidad tendrán clasificaciones en los días de entrenamiento. Es muy importante posicionarse bien dentro del equipo pensando en los Juegos Olímpicos del año que viene». Es por tanto, una antesala de lujo, que podrá disfrutarse en España de la mano de Eurosport.

La cadena deportiva emitirá del 7 al 19 de febrero los Mundiales de esquí alpino, para los cuales contará con comentarista de nivel como el citado De la Cuesta o Carolina Ruiz. La exesquiadora española, que parcitipó en nueve ediciones de la competición, 17 Copas del Mundo y cuatro Juegos Olímpicos de Invierno antes de retirarse en 2015. «Es una faceta muy bonita, que me da la oportunidad de mantenerme muy cerca del mundo en el que he vivido hasta hace poco. Me es muy gratificante compartir mis vivencias, dar a conocer más detalles de los corredores porque los conozco personalmente... La verdad es que a mí me encanta esta oportunidad», reconoce Carolina, que actualmente ejerce de directora deportiva de la federación andaluza de deportes de invierno.

«Estos Mundiales son unos de los primeros en los que no tenemos a ningún español entre los 30 mejores, pero por otro lado creo que se está iniciando una nueva vía, porque están llegando muchos chicos y chicas jóvenes con una progresión importantísima», relata la profesional, entre los que destaca a Juan del Campo y Quim Salarich: «Están apuntando muy alto, muy fuerte, creo que después de tantos años de trabajo empezarán a aparecer entre el más alto nivel. Pero la realidad ahora mismo es la que es, para España la posibilidad de medalla es muy remota». Los metales serán, como casi siempre, para Austria, Suiza y Francia (entre los tres países suman más medallas que el resto juntos): «Excepto alguna alemana como Viktoria Rebensburg, ellos serán los países que opten a las medallas. En mujeres tenemos nombres como Lindsey Vonn o Lara Gut».

José Luis Corral, Carolina Ruiz y Paco Trapero, los comentaristas de Eurosport.

José Luis Corral, Carolina Ruiz y Paco Trapero, los comentaristas de Eurosport. / Rafael Aparicio

«En España falta un Fernando Alonso»

Cada invierno, las pistas de toda España se abarrotan de esquiadores aficionados, una imagen que contrasta con el escaso número de profesionales del país. «La situación puede cambiar, pero para ello se necesita un súper campeón, como siempre, que ayude a conocer más este deporte. Como un Fernando Alonso en la Fórmula1», asegura Carolina Ruiz, que en cualquier caso, saca pecho del producto nacional: «Aun así, España puede presumir de que han salido pocos deportistas, pero los que han salido han sido muy buenos: Blanca Fernández Ochoa, María José Rienda... Gente que ha dejado el listón muy alto».

La exesquiadora destaca la situación geográfica respecto al resto de Europa, la mentalidad de los esquiadores y la falta de apoyo económico de los patrocinadores como algunas de las causas que distancian a España de las potencias, aunque no son las únicas. «Hay países que a nivel de Gobierno lo tienen muy bien organizado, como Italia, Francia o Alemania. Forman unos equipos deportivos que normalmente son policías o bomberos, que tienen un sueldo mensual y además se les garantiza un trabajo cuando se retiren de la competición profesional», relata Carolina. No hay color.