El Norte de Castilla

rugby

«No quería ser gay y pedí a mi doctor que me castrara químicamente»

Nigel Owens.
Nigel Owens. / Frack Fife (Afp)
  • El árbitro galés Nigel Owens revela que intentó suicidarse mezclando whisky con paracetamol a causa de su orientación sexual

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El árbitro de la final de la Copa del Mundo de Rugby de 2015, Nigel Owens, ha revelado a la BBC que pidió ser castrado químicamente cuando se dio cuenta de que era homosexual.

El galés, que anunció su orientación sexual en 2007, fue el primer árbitro en confesar su homosexualidad, aunque aceptarlo fue complicado para él. "Yo no quería ser gay, pedí a mi doctor que me castrara químicamente", ha confesado el colegiado, que está considerado como uno de los mejores árbitros del mundo.

Owens, de 45 años, ha revelado que cayó enfermo, llegando a sufrir bulimia. "Arbitrar una final de la Copa del Mundo entre Australia y Nueva Zelanda, ante 85.000 personas en el estadio y millones de telespectadores, te mete muchísima presión. Pero, a pesar de eso, no es nada comparado con el hecho de aceptarme a mí mismo, tal como soy", ha explicado el árbitro. "Conseguir que aceptara lo que era me salvó la vida", ha agregado Owens, quien ha estado presente en los mundiales de 2007, 2011 y 2015.

Además, el colegiado ha relatado que intentó suicidarse mezclando whisky con paracetamol. "Si no estás contento con lo que eres, no te convertirás en la mejor versión de ti mismo ni destacarás en lo que haces. No apreciarás la vida", ha asegurado el galés, que pasó cinco días en el hospital tras la tentativa de suicidio.

Temas