Tom Brady, celebrando la victoria de los Patriots.
Tom Brady, celebrando la victoria de los Patriots. / Jamie Squire (Afp)

fútbol americano

Tom Brady se queda sin camiseta

  • El quarterback de los New England Patriots perdió la prenda en los vestuarios. "Supongo que en breve estará en eBay", se lamentó

  • La Super Bowl dejó otras anécdotas como la apuesta perdida de una cita que lanzó la tenista Eugenie Bouchard a un tuitero o la promesa de sexo oral por parte de un par de actrices porno si ganaba el equipo de Boston

Tom Brady certificó el domingo su condición de mayor estrella de la historia de la NFL. La victoria de los New England Patriots frente a los Atlanta Falcons convirtió al deportista que creciera en la Bahía de San Francisco soñando con emular las gestas de Joe Montana en el quarterback con más anillos de campeón de la historia, cinco, uno más que su ídolo y que Terry Bradshaw, el líder de los fabulosos Pittsburgh Steelers de los años setenta. Pero la euforia experimentada sobre el césped del NRG Stadium de Houston al imponerse en la Super Bowl LI tras dar la vuelta a un partido que parecía perdido al concluir el tercer cuarto dio paso a la incredulidad y la rabia cuando el '12' de los de Massachusetts entró en los vestuarios. Después de alzar el trofeo Vince Lombardi que les acreditaba como campeones y ser designado como MVP de la final, el californiano se cambió de ropa para acudir a la sala de prensa. Se disponía a abandonar el recinto cuando recordó que se había dejado un objeto muy valioso. Regresó y se quedó helado, por más que el apodo de 'hombre de hielo' pertenezca a su adversario, Matt Ryan. No localizaba su camiseta. "Estaba aquí. Sé exactamente dónde la puse", exclamó incrédulo ante la pérdida de una prenda que deseaba guardar como recuerdo de una de las mejores jornadas de su vida.

más información

Desconcertado, el que es uno de los deportistas más admirados de Estados Unidos acudió a los asistentes de los Patriots y a la seguridad del estadio de los Houston Texans para que le ayudasen a localizar la elástica. Incluso demandó a sus compañeros de equipo que buscasen dentro de sus bolsas por si se había extraviado por error en una de ellas. Su empeño fue baldío. La camiseta no apareció por más que se afanaron en peinar el vestuario de arriba a abajo. "Esto no es bueno. Estaba ahí y ahora ya no la tengo. Supongo que en breve estará en eBay", espetó mientras abandonaba un NRG Stadium en el que había protagonizado uno de los partidos que quedarán marcados en la historia del fútbol americano.

Se desconoce por el momento la suerte que haya podido correr la prenda con la que Brady comandó la espectacular remontada que llevó a los New England Patriots a hacerse con la victoria en la primera pórroga de la historia de la Super Bowl después de protagonizar el conjunto de Massachusetts una espectacular remontada desde el 3-28 favorable a los Falcons que lucía el marcador al finalizar el tercer cuarto hasta el 34-28 con que concluyó el choque tras el touchdown anotado en el tiempo suplementario por el running back James White. Pero no hay que descartar que el esposo de la 'top model' brasileña Gisele Bündchen estuviera en lo cierto. Una prenda así se cotizaría a precio de oro.

No fue, sin embargo, la única anécdota de la noche. La tenista Eugenie Bouchard, número 45 del ranking de la WTA, apostó con un usuario de Twitter que los New England Patriots no lograrían remontar la Super Bowl. Se había alcanzado para entonces el descanso con un marcador de 3-21 favorable al conjunto de Georgia. Los antecedentes jugaban a su favor. Voltear semejante marcador se antojaba una empresa quimérica. El premio si ocurría lo impensable sería una cita con la deportista. Pero la canadiense cometió un error. Infravaloró la capacidad de Tom Brady para sobreponerse a la adversidad. Trece minutos le bastaron al equipo de Boston para levantar un marcador que llegó a ser desfavorable por 25 puntos. El touchdown de White en la prórroga le demostró a Bouchard su osadía. "Lección aprendida. Nunca debes apostar contra Tom Brady", tuiteó en respuesta al usuario con el que se había apostado una cita.

Resta ver si Bouchard cumplirá con su parte del trato. Lo mismo que ocurre con dos estrellas del cine porno que cuando se inició la temporada de la NFL prometieron a sus seguidores en las redes sociales que les practicarían sexo oral en caso de que la Super Bowl LI diese como vencedor a uno de los cuatro equipos que escogieron: Kansas City Chiefs, Dallas Cowboys, Green Bay Packers y, sí, New England Patriots. Lauren Phillips y Carmen Valentina publicaron un vídeo en Youtube con su promesa. Sumaron numerosos fans con ella. Ahora estos reclaman su premio.