Álvaro de Arriba se queda a siete centésimas del Europeo de Belgrado en el primer intento

Álvaro de Arriba entra primero en línea de meta con cierta distancia sobre el berciano Saúl Ordóñez.
Álvaro de Arriba entra primero en línea de meta con cierta distancia sobre el berciano Saúl Ordóñez. / Word
  • El atleta salmantino gana la prueba de 800 en el Trofeo Chamartín de pista cubierta, pero pierde la primera oportunidad de lograr la mínima

Tendrá más oportunidades pero la primera de las balas para conseguir la mínima que le reporte un billete para el Europeo de Belgrado de pista cubierta (3 al 5 de marzo) la quemó ayer en Madrid. Concretamente en el Trofeo Chamartín de Gallur, donde el salmantino Álvaro de Arriba sí pudo hacerse con el primero de los objetivos, ganar su prueba en el 800, pero no así con el segundo y principal ya que la marca que le dio la victoria (1:48.57) se quedó a tan solo siete centésimas de la mínima que exige la federación para formar parte del combinado nacional (1:48.50). La próxima oportunidad para lograr mínima se sirve en Valencia el día 10, antes de afrontar el Campeonato de España absoluto, los días 18 y 19 en Salamanca.

Precisamente la carrera de 800 fue una de las más atractivas de la cita madrileña en la tarde de ayer. El atleta de la Fuente de San Esteban tomó la cabeza en la penúltima vuelta, pero pagó su mala salida pese a imponerse por delante del berciano Saúl Ordóñez (1:49.43), antes de reconocer en línea de meta que su carrera no fue la que tenía en la cabeza. «He corrido técnicamente fatal, pero me he encontrado muy bien», aseguró Álvaro de Arriba, que además vio cómo el récord de España de 500 metros que él mismo ostentaba (1:01.96) caía en poder de Mark Ujakpor (1:01.91).

El atleta madrileño establecía, de esta manera, una nueva plusmarca española en la prueba de 500 metros. Líder español del año en 400 con 47.04, Ujakpor rebajó en cinco centésimas el récord nacional anterior de esta distancia no oficial.

El Trofeo Chamartín deparó, además, otro récord de España júnior en el 1.500. Sebastián Marcos quedó en cabeza al retirarse la liebre en el 1.000, pero el joven gallego Adrián Ben fue el más fuerte en el esprint. Se impuso con 3:43.10. Al ser un atleta sub-23, le vale como mínima europea. El récord júnior anterior (3:44.11) era de David Bustos desde 2009.