Óscar Husillos celebra su triunfo en los 200 metros, el pasado sábado en la Copa del Rey.
Óscar Husillos celebra su triunfo en los 200 metros, el pasado sábado en la Copa del Rey. / J. A. MIGUÉLEZ

Óscar Husillos, con la vista puesta en el Europeo de Belgrado

  • El astudillano quiere hacer un gran papel en 400 metros en las últimas citas nacionales para lograr el billete directo a Serbia

El velocista astudillano Óscar Husillos cuenta los días para atarse las botas y volar sobre la pista. La buena actuación del pasado fin de semana en los 200 metros de la Copa del Rey, con un tiempo de 21s10 (mejorando el 21s31 que logró este mismo año), le ha dejado grandes sensaciones para seguir soñando con el Campeonato de Europa de Belgrado, que se celebrará del 3 al 5 de marzo.

Pero que nadie se equivoque. Husillos competirá en Serbia si es uno de los tres velocistas escogidos por la selección nacional en el 400 metros, que es la distancia que está preparando este año para pista cubierta. «Me encuentro mejor que el año pasado, estoy metiendo más series. Los entrenamientos para preparar el 400 metros son más largos y más costosos, pero me estoy encontrando muy bien», explica.

«Uno de los objetivos de este año era intentar la mínima para el Europeo y eso ya lo he conseguido», afirma. ¿Y cuál sería el objetivo en Belgrado? «Pues mejorar mi tiempo y hacer un buen papel, entrar en una semifinal y estar entre los 18 mejores de Europa», explica.

Óscar Husillos tiene dos grandes citas antes de la continental. El Campeonato de España de pista cubierta se disputará en Salamanca el 18 y 19 de febrero, y ahí tiene que hacer un gran papel en la distancia de 400 metros. Ocho días antes, el 10 de febrero, se celebra el Meeting de Madrid, donde también saltará a la pista al cien por cien. «Tengo que intentar meterme en la final y luchar por las primeras plazas», señala. «La verdad es que estoy entrenando más tranquilo y con menos presión porque sé que hay más de una cita», añade.

La selección tiene tres billetes a Serbia para la distancia de 400 metros. Tres deportistas (entre los que se encuentra el palentino) ya han logrado la mínima y aún puede sumarse alguien más. «Faltan dos corredores y creo que la van a conseguir, así que a hacer un gran papel en el meeting o en el nacional», reconoce.

Lo que sí que hará el astudillano será cruzar los dedos días antes de las importantes citas deportivas para tener suerte y que no le pase lo mismo que en la Copa del Rey, donde 72 horas antes de competir comenzó con una gastroenteritis que le duró hasta el mismo día de la prueba. «Corrí sin entrenar ni el jueves ni el viernes. Cansado, sin fuerzas, deshidratado. Así que muy bien me fue todo para lo mal que estaba. Mi entrenador simplemente me dijo que hiciera lo que pudiera», rememora. «Si llego a estar bien, a lo mejor podría haber estado por debajo de los 21 segundos. Aunque esta temporada, ese no es el objetivo», señala.

El merecido descanso, justo cuando termine la temporada de pista cubierta, se reducirá a una semana, para coger fuerzas y preparar la temporada al aire libre. «Diez días máximo y a entrenar. Mi objetivo es preparar el 200, puede que también algún 400 y algún 100», explica.

Los 100 metros no son su punto fuerte, en realidad son la espina que tiene clavada. «No se me da bien esa distancia, nunca se me ha dado. Me cuesta mucho pero voy a intentar hacerlo bien y tener una buena actuación», concluye el atleta astudillano del Fútbol Club Barcelona.