vídeo

Abraham Tapias, en el momento de cruzar la línea de meta. / Antonio Tanarro

Abraham Tapias repite victoria en la San Silvestre de La Granja

  • atletismo

  • La vigésimo cuarta edición de la carrera popular fue un éxito con 500 participantes en las diferentes pruebas

Desde hace varios años, los organizadores de la San Silvestre de La Granja buscan la fórmula de hacer más atractiva la prueba a los corredores, tanto de la localidad como de toda la provincia. Van probando diferentes iniciativas con las que atraer a deportistas a una prueba que cada año presenta diferentes novedades. En primer lugar se adelantó su celebración varios días, con el objetivo de que sirva como entrenamiento o último test de cara a la Carrera de Fin de Año de Segovia. Para esta edición, además, se decidió devolver la prueba al casco histórico de la localidad, en una medida aplaudida por los corredores y arriesgada debido a su mayor complejidad técnica.

Fotos

  • San Silvestre Popular de La Granja

  • La San Silvestre, en patines

La respuesta ha sido más que positiva. Cerca de medio millar de deportistas se dieron cita en una agradable y soleada mañana en el Real Sitio de Ildefonso dispuestos a pasar una deportiva jornada. Hubo quienes fueron tradicionales y apostaron por calzarse las zapatillas para recorrer los más de cuatro kilómetros del recorrido; otros decidieron correr acompañados por sus perros en una carrera que se estrenaba este año; y hubo otros cientos que cambiaron las zapatillas por los patines para disputar la segunda edición de la Patinada.

Fue precisamente la carrera de patines la que dio el pistoletazo de salida a la jornada, con cerca de 200 participantes en las inmediaciones de la Puerta de la Reina. En su segunda edición, la prueba volvió a demostrar su gran aceptación y se confirma como uno de los grandes atractivos de la San Silvestre de La Granja, cuyos organizadores piensan incluso en darle un carácter más competitivo de cara a futuras ediciones. Acto seguido, en la Plaza de los Dolores, se desarrollaron las carreras de menores, con un notable nivel por parte de algunas de las promesas del atletismo de la provincia.

Pero el plato fuerte llegó pasadas las doce y media con la salida de la carrera absoluta. Más de un centenar de atletas afrontaron las tres vueltas a un circuito que se quedó corto y en el que durante muchos momentos coincidieron los primeros clasificados con aquellos doblados que se tomaban la carrera de una forma más tranquila. No deslució el transcurso de la misma, ya que resultó emocionante durante los 4.200 metros de los que constaba.

En los primeros metros se formó en cabeza un grupo de seis corredores que al término de la primera vuelta quedó reducido a un dúo formado por el local David López Castán y por Antonio Llorente. Unos metros más atrás, aparecía Abraham Tapias, el vencedor de la edición del año anterior, sin reflejar muy buenas sensaciones. Con el paso de los kilómetros las distancias fueron aumentando, con López Castán adquiriendo unos pocos metros de ventaja sobre Llorente que parecían ser suficientes para lograr la victoria. Pero Abraham Tapias protagonizó una última vuelta formidable, remontando desde el tercer lugar a la primera posición en la última curva del circuito.

Un final vibrante para una gran mañana de atletismo que concluyó con cerca de un centenar de perros corriendo junto a sus dueños en beneficio de la Asociación Animalejos, que logró recaudar con la iniciativa 600 euros.