El Norte de Castilla

Un grupo de niños, durante una de las actividades.
Un grupo de niños, durante una de las actividades. / El Norte

polideportivo

Más de 1.300 niños participan en las tres concentraciones de Deporte Divertido

  • La iniciativa, impulsada por el Área de Asuntos Sociales y Deportes de la Diputación, ha contado con la participación de 66 municipios

Con el final de noviembre ha llegado también a los pabellones de la provincia la conclusión de las concentraciones de Deporte Divertido que, impulsadas por el Área de Asuntos Sociales y Deportes de la Diputación, han congregado a más de 1.300 niños en torno a la práctica deportiva en tres jornadas de competición y, sobre todo, de convivencia.

El Deporte Divertido, que comenzaba hace dos semanas en Carbonero el Mayor y continuaba en Fuentepelayo, llegaba a su fin este pasado sábado en el pabellón de Palazuelos de Eresma, hasta donde los autobuses contratados por la Diputación trasladaron a 30 equipos de categoría prebenjamín, 36 de benjamín y 30 de alevín.

Cada uno de los conjuntos estaba formado por entre cinco y seis jugadores, procedentes de las localidades de Palazuelos de Eresma, La Losa, Navas de Riofrío, Ortigosa del Monte, Villacastín, Navas de San Antonio, El Espinar, Otero de Herreros, San Cristóbal de Segovia, San Ildefonso, Trescasas, Torrecaballeros, Encinillas, La Lastrilla, Espirdo, Zarzuela del Monte, Marugán, Valverde del Majano, Hontanares de Eresma, Abades, Riaza y Navafría.

En total han sido 66 los municipios participantes a lo largo de las tres jornadas, durante las cuales se han podido comprobar las aptitudes deportivas de muchos de los pequeños deportistas de la provincia y sus distintas habilidades según la disciplina; mientras unos demostraban poder ser futuros estandartes de los equipos de baloncesto, balonmano o fútbol y fútbol sala de la provincia, otros hacían oposiciones para convertirse en los próximos Javi Guerra, Sara Gómez o Carolina García.

De cualquier forma estas concentraciones de Deporte Divertido han servido, sobre todo y tal y como su nombre indica, para que los niños que están menos habituados a poder relacionarse con compañeros de otros equipos pudiesen, no sólo competir contra ellos, sino también compartir una jornada de juego, diversión y amistad. Desde el Área de Asuntos Sociales de la Diputación se destaca y se valora el alto nivel participativo un año más, así como la labor que realizan en los diferentes municipios los monitores de las Escuelas Deportivas, que consiguen que cada año los deportistas más pequeños de la provincia lleguen mejor preparados en cuanto a aptitudes y también a actitudes en el deporte a este tipo de concentraciones.