El Norte de Castilla

Homenaje a la trayectoria de Gail

José Antonio Gail junto a Alberto Bustos.
José Antonio Gail junto a Alberto Bustos. / Ricardo Otazo
  • En su 40 aniversario, la Peña Nuria premiaal que fue el jugador más joven en debutar con el Real Valladolid

La Peña Nuria ha estado inmersa toda esta semana en la celebración de la Semana Cultural-Deportiva, que se extendió hasta ayer. Además, en esta ocasión, la peña también ha celebrado los 40 años desde su creación. Como suele ser habitual, a lo largo de la semana se organizaron distintos actos en torno al fútbol y al Real Valladolid.

El colofón a todos estos actos fue el homenaje a Luis Miguel Gail, exfutbolista que militó en el conjunto blanquivioleta durante nueve temporadas.

Gail, como se le conoce en el mundo del balompié, ha logrado grandes gestas vistiendo la elástica blanquivioleta del Real Valladolid.

Historia ligada al Pucela

Entre sus hitos está el de ser el jugador más joven en debutar con el conjunto pucelano. Lo hizo con 16 años, cuando el equipo estaba en Segunda División, en el año 1977. Desde entonces, Gail se convirtió en un fijo del Real Valladolid y fue uno de los artífices del ascenso a Primera División en la temporada 1979-1980, con Eusebio Ríos en el banquillo. Yademás, comenzó su carrera como delantero centro y acabó jugando en el Pucela como un espléndido defensa de cierre.

Otro de los hechos por los que se recuerda a Luis Miguel Gail fue por convertirse en el último jugador en anotar un gol en el antiguo Estadio José Zorrilla, situado en el Paseo del mismo nombre.

Por estas y por otras muchas cosas más, la Peña Nuria decidió que, este año, el exjugador blanquivioleta recibiera un homenaje por todos sus años como futbolista y, posteriormente, como entrenador, en las categorías inferiores del Real Valladolid y el CDLaguna.

En un acto al que asistieron personas que han compartido vestuario o banquillo con Gail, se charló sobre su paso en el conjunto pucelano y vivencias que compartieron algunos como Luis Minguela o Borja Lara en su etapa como futbolistas.

Pero antes, algunos nostálgicos del Real Valladolid, pidieron al exfutbolista que les firmara unos cromos –conservados en perfecto estado– en los que salía luciendo la camiseta blanquivioleta. Sin duda unas reliquias de unos verdaderos amantes del Pucela.

Incluso Alberto Bustos, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Valladolid, comentó que uno de sus recuerdos sobre el premiado se remontaban a su niñez oyendo en la radio el gol de penalti de Gail en Oviedo que dio el ascenso al Pucela.

Durante la charla hubo tiempo de recordar viejos tiempos y hablar de los actuales, pero sobre todo de los primeros. Sus compañeros dijeron haber aprendido mucho de él, tanto de su etapa como futbolista, como de entrenador. El homenajeado se mostró muy ilusionado por el premio recibido después de varios años alejado de los terrenos de juego.