El Norte de Castilla

Juan Gómez Cantalejo, durante un entrenamiento con la selección.
Juan Gómez Cantalejo, durante un entrenamiento con la selección. / Luis Velasco

El cuellarano Juan Gómez jugará la Copa Ibérica con la selección española sub-17

  • hockey sobre patines

  • El jugador de hockey sobre patines nacido en Olombrada debutará con el combinado nacional frente a Cataluña

El jugador segoviano del Club Deportivo Vettonia Hockey de Ávila, Juan Gómez Cantalejo, ha sido convocado por la selección española sub-17 para disputar el próximo martes la Copa Ibérica frente a Cataluña, en un encuentro que se celebrará en el Pabellón Municipal de Deportes de Ruidoms. A sus 16 años, el jugador nacido en Olombrada –aunque se considera de Cuéllar– ha participado durante los últimos meses en varios entrenamientos de control y tecnificación con el combinado nacional, aunque todavía no había disputado ningún encuentro con la camiseta de la selección. Este mismo año acudió a un entrenamiento celebrado en la localidad asturiana de Mieres, siendo esta su primera llamada para jugar un partido oficial.

«La llamada es para jugar la Copa Ibérica contra Cataluña. Espero hacerlo bien y que me llamen para futuras convocatorias» asegura Juan Gómez, quien reside y juega al hockey en la provincia de Ávila. Allí se proclamó campeón de Castilla y León con su equipo, el Club Deportivo Vettonia Cantalejo, quedándose a tan solo un puesto de participar en el campeonato de España, objetivo que intentarán lograr esta temporada. El jugador cuellarano viajará mañana hasta la provincia de Tarragona, donde tras pasar el día con su familia, se concentrará en la tarde del lunes con sus compañeros para preparar el partido del martes.

«Es una convocatoria que yo no me esperaba. No sabía que había ahora una así que estoy muy contento, al igual que mis amigos y familiares» explica Juan, quien comenta que su afición por el patinaje y por el hockey le viene de pequeño. «A los cuatro años empecé a patinar y a los seis comencé con el hockey. De pequeño veía a mi padre patinar y me gustó, y a partir de ahí fui aprendiendo hasta ahora» relata el joven jugador cuellarano.

Temas