El Norte de Castilla

Las montañeras Nuria García, de Montañeros Vallisoletanos y la palentina Mercedes Alba, del Club Nevada. El Norte
Las montañeras Nuria García, de Montañeros Vallisoletanos y la palentina Mercedes Alba, del Club Nevada. El Norte

montañismo

La vallisoletana Nuria García hace cima en el Cho Oyu (8.201 metros)

  • Su compañera, la palentina Mercedes Alba, se quedó en el campamento 3, afectada de gastroenteritis

La montañera vallisoletana Nuria García amplió su particular curriculum con la cima del Cho Oyu, la sexta montaña más alta del mundo con 8.201 metros. Nuria García Pachón, del Club Montañeros Vallisoletanos, iba acompañada de la palentina Mercedes ‘Meme’ Alba, del Club Nevada, que tuvo la mala suerte de verse afectada por una gastroenteritis que le venía acompañando desde hace varios días, lo que hizo que se quedase a unos escasos cientos de metros de la cumbre en el campamento 3.

Desde finales del mes pasado, la expedición de las montañeras de Castilla y León se encontraban en el campamento base, en las faldas del Cho Oyu, esperando una ‘ventana del tiempo’ ya que las nevadas eran continuas. En dicho campamento base había más de 250 alpinistas de distintas nacionalidades a la espera de una ocasión para ascender a la cima. Las dos alpinistas tenían prevista la ascensión por el denominado lado tibetano, junto al paso helado de Nangpa La, una antigua ruta comercial a más de 5.000 metros de altura que facilita el acceso al Cho Oyu, considerado por ello uno de los picos más accesible y seguros del Himalaya en esta época del año. Además, en el campamento base se encontraron con otros dos españoles, el valenciano Joanma Romero y el navarro Javier Zeberio que también intentaban la ascensión, así como una expecidión peruana.

El pasado día 2 de octubre comenzaron la ascensión sin oxígeno hasta el campamento 1. Al día siguiente estaba previsto alcanzar el campamento 2, y al tercero día y tras un breve descanso en el campamento 3, hacer cumbre para volver al campamento e iniciar el descenso.

A su paso por el campamento 3, la palentina Meme Alba se encontraba muy débil debido a la gastroenteritis y prefirió quedarse a esperar a su compañera Nuria, que inicio el ascenso a la cumbre junto al valenciano y el navarro, alcanzando la cima el martes, con dificultad debido a la intensa niebla, y regresando posteriormente al campamento 3, para recoger a su compañera e iniciar el descenso. Ambas alpinistas se comunicaron con el Club Montañeros Vallisoletanos para indicarles que la cima de Nuria y que ambas se encontraban bien.

Así pues, Nuria García, que fue la primera alpinista de Valladolid en hoyar un ochomil con el ascenso al Gasherbrum II en agosto de 2008, amplía su excelente curriculum con este ochomil.