Atletismo

Martín y Hassaous ganan la Milla Isaac Viciosa

fotogalería

Diana Martín llega primera. / H. Sastre

  • Los dos fondistas se imponen contra pronóstico en la Acera de Recoletos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El mundo al revés en la X Milla Urbana Ciudad de Valladolid Premio Escuela de Atletismo Isaac Viciosa. El circuito instalado en la Acera de Recoletos vio cómo dos fondistas se imponían en una prueba de medio fondo. Una milla son 1.609 metros y dos atletas acostumbrados a mayores distancias ganaron por primera vez una milla. En chicos, en la categoría élite, se impuso Nassim Hassaous, atleta del Vino de Toro afincado a orillas del Pisuerga y entrenado por Uriel Reguero, un hombre acostumbrado a los 5.000 metros e incluso al cross.

En féminas, ídem de ídem. La atleta de Fuentesaúco Diana Martín vencía en la prueba absoluta femenina. Era también la primera vez que ganaba una milla una mujer que es especialista en los 3.000 metros obstáculos.

Tarde de ambiente puramente atlético en los aledaños del Campo Grande. Alrededor de quinientos atletas tomaron parte en las diferentes categorías, que iban desde los niños y niñas de cinco años hasta la absoluta. Carrera tras carrera, incluida una de velocidad de 100 metros, se llegó a las carreras élite. La primera, la femenina. Allí defendía título Carmen Viciosa, pero la vallisoletana no tuvo opciones frente a las hermanas Fuentes-Pila y la sorprendente Diana Martín. La zamorana se lanzó en la última recta con todo y las cántabras ya no pudieron echarle el guante, aunque la llegada a meta fue realmente ajustada entre las tres atletas.

En categoría masculina sucedió algo parecido. El ganador, Nassim Hassaous, del Vino de Toro, impuso un fuerte ritmo en la segunda parte de la prueba y fue suficiente para apuntarse la milla. Se impuso a su compañero de entrenamientos Saúl Ordóñez, nada menos que un subcampeón de Europa sub-23 de 800 metros, y al local Francisco Alonso, del Atletaria Isaac Viciosa, que fue una de las sorpresas agradables que dejó la décima edición de la Milla Isaac Viciosa.

En esta carrera absoluta masculina había la presencia de reputados mediofondistas que no brillaron precisamente. Participó el burgalés Diego Ruiz, ganador en un par de ocasiones de esta milla, y el salmantino Alvaro de Arriba, campeón de España en los 800 metros y que ha participado en los pasados Juegos de Río de Janeiro. Ambos quedaron sin opciones cuando la carrera se rompió y qse vieron descolgados del grupo de cabeza.

Después de la ceremonia de premiación, Isaac Viciosa cerró el evento con la entrega del dinero recaudado por la organización de la carrera a Luisa Lobete, de la Asociación Española Contra el Cáncer en Valladolid.