David López Castán, en una imagen de archivo.
David López Castán, en una imagen de archivo. / El Norte

atletismo

David López Castán se rompe el tendón de Aquiles y pone fin a su temporada

  • El atleta granjeño se lesionó cerca de la cumbre del Pico Zapatero, en Ávila, y tuvo que ser rescatado en helicóptero

Una mala pisada convirtió un día normal de entrenamiento en uno de los más complicados en mucho tiempo para el atleta granjeño David López Castán. Se encontraba prácticamente en la cumbre del Pico Zapatero, en Ávila, a unos 2.100 metros de altura, cuando un mal apoyo dio con los trastes de lo que le restaba de temporada.

Se acababa de romper el tendón de Aquiles de su pierna izquierda. Un helicóptero del 112 tuvo que rescatarle ante la imposibilidad de descender la montaña de otra forma. No podía andar y no había otro forma de bajar. Ayer, ya fue operado en la madrileña Clínica Cemtro por el doctor David López Capapé y ahora inicia un proceso de recuperación que espera culminar estando a tope en mayo del año próximo.

De momento, le esperan entre tres y cuatro meses de inactividad. Cree que quizás en febrero pueda reaparecer en alguna carrera de forma suave y que en mayo se encuentre de nuevo al cien por cien para preparar las competiciones de junio y julio, que son los meses importantes en las carreras por montaña. «Estoy muy animado por todos los mensajes de apoyo que he recibido. Ha sido alucinante», explicaba ayer el atleta granjeño desde su habitación en la Clínica Cemtro, donde espera que hoy le den el alta. «La operación ha salido muy bien y el doctor me ha transmitido mensajes muy positivos y me ha motivado mucho», relataba.

Ya no podrá participar en la Transalpine Run, que es la prueba que estaba preparando estos días. De hecho, era la última en la que iba a participar antes de poner fin a su temporada. Esa lesión en el tendón de Aquiles se lo impedirá, pero él ya está pensando en regresar con más fuerza si cabe.