El CPLV Mozo-Grau vence al Rubí y conquista su octava Copa: 4-3

  • El liderazgo de Nathan Sigmund y las paradas de Pippo, claves para el título

La Copa se quedó en Valladolid. El CPLV Mozo-Grau dio una lección de esfuerzo y convicción y superó al vigente campeón de Liga, el Rubí, para conseguir el octavo título copero en la historia del club. La concentración y determinación con la que se tomó el conjunto vallisoletano quedó patente en la primera jugada ofensiva del partido, cuando Nathan Sigmund anotaba el primer tanto para los locales después de desviar un lanzamiento de Kilpinen. La reacción de los catalanes no se haría esperar. Dos minutos después, Chamrad, empataría el choque, que continuó pleno de ritmo y alternativas. Fajardo pondría el segundo para el Rubí, después de un barullo delante de la portería de Pippo. El duelo no tenía respiro, y una exclusión de Requena fue bien negociada por los locales. Rubén Herrero sería el más atento para empujar a gol un rechace de Hoz tras un lanzamiento de Marcos García. En ese momento, Rubí se hizo con el control del juego y comenzó a buscar con más insistencia la portería del CPLV Mozo-Grau. Ese fue el momento de Markus Pippo. El portero finés, uno de los más aclamados por la grada, se hizo grande y mantuvo el empate para su equipo, que solventó una inferioridad sin encajar.

La segunda parte tuvo exactamente el mismo inicio que la primera: un gol de Sigmund a los 20 segundos. El entrenador-jugador del CPLV Mozo-Grau tuvo un papel destacado en la final, anotando dos goles y dándole sentido al ataque vallisoletano. Los locales aprovecharon el impulso del gol de Sigmund y anotarían el cuarto en la jugada posterior gracias a un gran disparo de Olmo. Canterac entró en erupción. El CPLV Mozo-Grau tuvo la oportunidad de acabar con el partido definitivamente, ya que disfrutaron de hasta dos superioridades, pero no lo hicieron y les tocó sufrir el arreón final de Rubí. Un gran gol de Fajardo a falta de seis minutos auguraba un asedio visitante hasta el término del encuentro. La escuadra catalana puso en liza el portero-jugador y empezó a rondar la portería de un Pippo que volvería a ser el salvador a los suyos. Una exclusión de Adel a dos minutos para el final otorgó aún más dramatismo al final del partido, pero el CPLV Mozo-Grau supo aguantar las embestidas del campeón de Liga para sumar su octava Copa del Rey en casa, ante una afición entregada a la entrega de su equipo.

Ficha

CPLV Mozo-Grau 4-3 Rubí
CPLV: Pippo (p), Sigmund (2), Olmo (1), Rubén Herrero (1), Andrés, Sánchez (p.), Adel, Kilpinen, Marcos Pérez, Álex Herrero, Lobo, Collantes y D. Pérez.
Rubí: Hoz (p.), Alfaro, Benito, Torres, Fajardo (2), Chamrad (1), Del, García, Jansa, Margarit, Paniagua, Porqueras, Requena y Santos (p.).
Goles: 1-0: Sigmund (min. 1); 1-1: Fajardo (min. 3); 1-2: (min. 6); 2-2: Rubén Herrero (min. 7); 3-2: Sigmund (min. 21); 4-2: Olmo (min. 22); 4-3: Fajardo (min. 34)
Incidencias: Final de la Copa de la Rey de hockey línea disputada en el Polideportivo de Canterac. 800 personas en las gradas. El CPLV Mozo-Grau conquistó su octavo título de la competición.