Barcelona 92

«Fueron toda una revolución para el deporte español»

Enrique Mínguez y Narciso Suárez. / EL NORTE
Olímpicos de Castilla y León Olímpicos de Castilla y León

Para el palista vallisoletano fue una cita agridulce porque sus resultados fueron decepcionantes

MIGUEL A. PINDADO Martes, 25 julio 2017, 13:58

Todo un veterano en las citas olímpicas desde Moscú-80, Narciso Suárez es el símbolo del olimpismo vallisoletano, con su medalla de bronce conquistada en Los Ángeles -84. Sus cuatro participaciones en las Olimpiadas se cerraron precisamente en Barcelona-92.

«Teníamos unas ganas enormes de competir en nuestro país, aunque personalmente me dejó un sabor agridulce ya que llegaba perfectamente preparado y con unas excelentes expectativas. Había quedado segundo en la Copa del Mundo de Alemania apenas un mes antes de competir en Barcelona, pero desgraciadamente todo se torció», recuerda Narciso Suárez, para quien los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 supusieron principalmente el fin de su carrera deportiva.

Más información

«Era algo que ya tenía asumido. Tenía previsto retirarme de la alta competición tras los Juegos en mi país. Era un excelente colofón a mis cuartos Juegos Olímpicos consecutivos y llevaba tres años a tope. Pero llegó el día de la competición y desconozco el porqué, pero una indisposición dio al traste con todas las expectativas. Siempre había competido muy bien, pero precisamente ese día...».

A pesar de ello, Narciso Suárez reconoce que aquellos Juegos fueron toda una revolución para el deporte español. «Está claro que incluso en aquellos momentos, y más aún visto con perspectiva, Barcelona-92 supuso un antes y un después en el deporte español. Significó que toda España reconociera a los deportistas españoles como equipo, que naciera lo que ahora conocemos todos como ‘marca España’ en el deporte. En las anteriores citas olímpicas apenas había relación entre los deportistas españoles, pero en Barcelona todo cambió. Se preparó a conciencia la cita olímpica, con muchas ayudas. Yo fui de los primeros en contar con una beca ADO. Creo que Barcelona-92 profesionalizó en cierto modo el deporte, especialmente aquellas especialidades más minoritarias y que recibían menos ayudas».

A pesar de esa profesionalización, los éxitos de Barcelona-92 no se han vuelto a repetir, al menos cuantitativamente. «Hay que tener en cuenta que las reglas del juego han cambiado mucho y cada vez se exige más para clasificarse. En cada ciclo olímpico hay mucha gente que se queda en el camino mientras que por el hecho de ser anfitrión, en Barcelona no hubo criba de clasificación. Además, el deporte ha cambiado notablemente. De hecho cambia con cada ciclo olímpico. En nuestro deporte, el piragüismo quizás donde más se nota es en la formación integral de los palistas, con centros de alto rendimiento que permiten compaginar vida laboral y deporte».

Sobre la lacra del dopaje, Narciso Suárez recuerda que lo vivió en Séul-88, «con el escándalo de Ben Johnson. Después, en Barcelona-92 planeaba la sombra de la EPO, pero afortunadamente solo quedó en eso y no hubo ningún escándalo».

Narciso Suárez es actualmente director técnico de la Federación Española de Piragüismo.

Datos personales

Narciso Suárez Amador. Valladolid, 18-7-1960. Alcanzó el equipo nacional con 15 años y disputó los Juegos Olímpicos de Moscú-80; Los Ángeles-84, donde fue bronce en C2 500 con Enrique Mínguez; Seúl-88 y Barcelona-92.

Actuación en Barcelona 92

En C2 500, Narciso Suárez y Enrique Mínguez fueron eliminados al quedar cuartos en la repesca.

Ocurría en Valladolid el 25 de julio 1992

La provincia vive alarmada por una ola de violencia con el asesinato, esa misma semana, de Leticia Lebrato y, apenas veinte días antes, de Olga Sangrador. Además, tal día como hoy, la Guardia Civil detuvo a los violadores de una joven a la que secuestraron en las fiestas de La Cistérniga.

Secciones
Servicios