BARCELONA-92

«Participar en unos Juegos era mi sueño»

Abel Anton, en pleno esfuerzo en los 5.000 metros de Barcelona-92. / EL NORTE
ABEL ANTON. Atletismo

El atleta soriano consiguió en Barcelona la mejor clasificación de los cuatro Juegos que ha disputado

LAURA ASEGURADOVALLADOLID

Se inició como mediofondista pero pronto evolucionó hasta convertirse en especialista de una de las modalidades más sufridas y bonitas del atletismo: el maratón, con el que ha sido dos veces campeón del mundo. Con un palmáres envidiable, Abel Antón empezó a correr a los 13 años. «Para mí participar en unos Juegos Olímpicos era un sueño. Empecé a correr tarde, y mi referencia de esa época eran los Juegos de Montreal 76». Tan fuerte era su sueño de ser olímpico que se cumplió hasta en cuatro ocasiones: Seúl-88, Barcelona-92, Atlanta-96 y los últimos, tras los que se retiró, los de Sidney-2000.

Su ilusión, como la de cualquier deportista, «era poder ir a unos Juegos Olímpicos». Y aunque los de Seúl fueron sus primeros, los de Barcelona-92 los recuerda como los mejores. «Correr en casa siempre es un placer. Te sientes muy a gusto», cuenta Abel, quien consiguió un Diploma Olímpico con un octavo puesto en los 5.000 metros lisos. «De los cuatro Juegos Olímpicos en los que he participado fue en los que conseguí mejor clasificación».

25 años después, Abel recuerda el impacto que tuvieron los Juegos en la ciudad de Barcelona. «A raíz de este evento la ciudad alcanzó un importante crecimiento en cuanto a turismo y a estatus a nivel mundial», comenta.

Abel Antón ha sido campeón de muchos torneos nacionales e internacionales, «lo he conseguido todo», afirma el soriano, «aunque siempre me quedará la espinita de los Juegos Olímpicos», recalca, debido a que nunca ha llegado en su mejor momento: «Fui campeón en Sevilla del 99, estaba siendo mi mejor año y a Sidney me presentaba como uno de los favoritos. Los Juegos se celebraban en septiembre y ese verano me lesioné de la rodilla y no llegué en mi mejor momento de forma».

Aunque se retiró del deporte de élite tras los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, a los 38 años, sus piernas nunca han dejado de echar a volar. Abel se calza las botas siempre que puede. Actualmente corre entre 5 y 6 días por semana unos 10-14 km diarios. «Siempre que puedo corro, además como ha crecido tanto el atletismo popular me llaman casi todos los días para que vaya», cuenta el atleta, quien añade, entre risas, que «ahora practica casi más deporte que antes».

Su vinculación con el deporte hoy en día es máxima. No solo no ha dejado de correr, sino que coordina un grupo de entrenamiento de atletas de élite y ha llegado a escribir un libro para corredores aficionados: ‘El Método Antón’. Además, viaja por todo España para dar charlas deportivas y también tiene una tienda de deportes en Soria.

Para el fondista, «el atletismo ha tenido muchas épocas», cuando él comenzó «no era muy conocido», asegura, «pero ahora gracias a los medios de comunicación que empiezan a darle más cabida va siendo más conocido». Abel Antón augura un buen futuro al deporte que él ha practicado toda su vida porque «van surgiendo nuevos deportistas que en unos años llegarán a ser referentes en nuestro país», concluye.

Datos personales: Abel Antón Rodrigo. Ojuel, Soria, 24-10-1962. Dos veces campeón del mundo de maratón, ha participado en cuatro Juegos Olímpicos: Seúl-88, Barcelona-92, Atlanta-96 y Sidney-2000.

Actuación en Barcelona 92: Consiguió un diploma olímpico al acabar octavo en la carrera de 5.000m lisos (13:27.08).

Ocurría en 1992: Un incendio intencionado arrasa el pabellón de Maristas en Valladolid. Aviones serbios bombardean con napalm una pueblo bosnio en la guerra de los Balcanes.

Fotos

Vídeos