TERCERA DIVISIÓN

Unionistas, oficio y sufrimiento de líder

Cristo celebra el segundo gol de Unionistas con el que se convierte en máximo goleador de la historia de Unionistas de Salamanca. /USCF
Cristo celebra el segundo gol de Unionistas con el que se convierte en máximo goleador de la historia de Unionistas de Salamanca. / USCF

El equipo salmantino se lleva una importante victoria en el complicado campo de La Bañeza para seguir arriba

REDACCIÓNLA BAÑEZA

Quien decidiera ayer aprovechar el domingo libre para acercarse a La Bañeza a ver el partido de Unionistas de Salamanca es posible que regresara a casa entre ciertos síntomas de hipertensión. Los charros se llevaron la victoria, una de esas que dado el rival, las circunstancias y el devenir del choque, terminan valiendo oro a final de temporada, aunque la manera de hacerlo, tal y como se esperaba, no fue la más benévola para los nervios de cualquier hincha blanquinegro.

El cuerpo técnico de Unionistas sabía a la perfección lo que se iba a encontrar en su visita a La Llanera. Un partido de esos en los que el fútbol vistoso y de toque iba a brillar por su ausencia completa y en los que esas otras facetas del juego menos vistosas pero igual de válidas, como las segundas jugadas, los saques de banda o las acciones a balón parado, iban a ser principales protagonistas de la acción. Y no se equivocaron lo más mínimo.

La Bañeza y Unionistas son dos equipos que se conocen bien, entre otras cosas porque intercambian vídeos de los rivales y las relaciones son cordiales, y por eso se hacía tan complicado que un bando sorprendiera al otro. Tenía toda la pinta de que el choque iba a terminar decidiéndose por detalles y así es como transcurrió el guión del partido.

Quizás lo que nadie se esperaba era que este aspecto determinante se fuera a producir en los compases iniciales del choque. Y es que cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de juego y mientras que todavía ambos equipos se estaban tanteando y amoldando a las circunstancias del partido, llegó algo que iba a marcar el futuro. En un ataque que ya de fructífero tenía poco para Unionistas, el guardameta de La Bañeza, Kuni, realizó un despeje defectuoso y el balón llegó a los pies de alguien con demasiada calidad como para hacer regalos, Chuchi. El centrocampista, con el cancerbero fuera de sitio, elevó con el exterior de su pierna izquierda el esférico para alojarlo en el fondo de las mallas y hacer el primero.

USCF se encontró con un verdadero tesoro en un choque que se presumía tan duro y apretado. Y más aún cuando las circunstancias y el rival obligaban a hacer algo a lo que los blanquinegros no están acostumbrados, jugar a la contra. Así se pudo ver a un ‘nuevo’ Unionistas, ese que más bien dejó llevar la manija al conjunto rival, que decidió replegarse como primera opción y que eligió el contraataque como el principal arma para generar peligro, escaso eso sí, sobre la portería contraria.

La Bañeza, con el ex unionista Albertín, autor del primer gol oficial en la historia del conjunto blanquinegro, amenazando por la banda izquierda, no tuvo ningún miramiento a la hora de practicar un juego muy directo. La elaboración y la pausa en el centro del campo fueron aspectos que ninguno de los dos conjuntos practicaron ayer y en su lugar se vieron constantes balones bombeados a las áreas.

A buen seguro que una de las grandes premisas que tenía USCF era la de no conceder demasiadas faltas ante la constante amenaza del juego directo leonés, pero ese paso se lo saltó el equipo porque las interrupciones, y por lo tanto los balones al área de Molina, fueron casi constantes. A Unionistas le costó mucho llegar ayer con peligro, algo que no suele ser habitual, pero entendible dada la ausencia de sus dos grandes delanteros. Por eso, un nuevo lanzamiento inofensivo de Chuchi desde la frontal, una ocasión de Cristo o un cabezazo de Gallego que se marchó por poco fueron lo más potable en estos primeros 45 minutos. La Bañeza, por su parte, reclamó un inexistente penalti en una acción en la que Chamorro toca el balón.

Técnicamente hablando, USCF era mucho mejor que La Bañeza pero el partido no estaba para ningún tipo de florituras y en la segunda parte la versión de contraataque charra se incrementó. De hecho, el sufrimiento no hubiera sido tanto si los charros hubieran estado acertados en alguno de los cuatro increíbles mano a mano que fallaron Cristo en dos ocasiones, Carlos de la Nava y Piojo.

Sobrevolaba por el aire la famosa frase ‘el que perdona lo paga’ pero después de que Gallego salvara bajo palos el empate de Albertín, en una nueva contra en la que De la Nava se encontró con el larguero, por fin Cristo la enchufó y mató el partido para finiquitar un triunfo de quilates y que dejará a Unionistas líder una semana más. Con este gol, el extremeño además se convierte en el máximo goleador de la historia de Unionistas de Salamanca.

Fotos

Vídeos