TERCERA DIVISIÓN

A Unionistas le gusta el riesgo

Cristo Medina celebra el segundo gol de Unionistas ante la Cebrereña delante de Carlos López./VÍCTOR ANTORAZ
Cristo Medina celebra el segundo gol de Unionistas ante la Cebrereña delante de Carlos López. / VÍCTOR ANTORAZ

Los de Astu logran su cuarta victoria seguida ante la Cebrereña para colocarse terceros en la tabla

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Unionistas parece haberle cogido el ‘gusto’ a hacer sufrir a sus seguidores. El equipo salmantino encadenó ayer su cuarto triunfo consecutivo en el igualado Grupo VIIIde la Tercera División al imponerse por un ajustado 2-1 a la Cebrereña. El resultado es muchísimo más apretado de lo que en sí fue el encuentro, pero como los de Astu se ‘niegan’ a cerrar antes los partidos teniendo ocasiones para ello, al final terminan los duelos pidiendo la hora ante rivales que prácticamente no les han inmutado durante 90 minutos...

Lo importante es que Unionistas cumplió el objetivo de lograr los 12 puntos de 12 posibles para poner rumbo al play-off, ya es tercero, y da muestras de que en estos ocho días con tres partidos disputados, el equipo salmantino tiene fondo de armario más que suficiente para afrontar la temporada y eso que todavía cuenta con jugadores importantes lesionados.

Al conjunto blanquinegro le queda todavía mucho por mejorar en diferentes aspectos del juego pero ya va teniendo la solidez de los equipos grandes. No ha terminado por ahora de hacer un partido completo pero no se baja del carro ganador. Unionista va puliendo aspectos del juego: recuperó el mando del partido, algo que había perdido en los últimos duelos en casa, siguió generando muchas ocasiones... pero en el 94 y tras ‘regalar’ un tanto al rival, la Cebrereña tuvo una falta lateral para poder incluso empatar. El mismo minuto en el que el pasado jueves los charros lograron el triunfo ante el CD San José en Soria.

Astu volvió a presentar importantes novedades en el once ante la Cebrereña. Sin duda la más destacada la presencia como titular por primera vez del canterano juvenil Motos, que arrancó en la izquierda. Menudo descaro tiene el chaval. No desentonó y en cuanto tiene una cerca del área no se lo piensa: encara o lanza. En la medular apostó por Chamorro y Carlos López, mientras que en defensa Piojo y Gallego se repartieron los laterales con Juanpa y Eslava como centrales; arriba entró Carlos de la Nava para acompañar a Manjón, bigoleador ante el San José y que ayer volvió a mojar; además regresó Molina a la portería tras el estreno de Kevin Alonso del jueves.

Unionistas salió mandón al campo. Se lo debía a sus seguidores. Buscando las bandas, intentando generar superioridades con un Carlos de la Nava omnipresente que siempre deja destellos de su clase:cuando no es un control, es un desmarque y cuando no, un espacio libre para un compañero. Motos ya salió valiente.El juvenil le puso en el 15 un gran centro desde la derecha a Chamorro, que remató sin dejarla caer y el balón salió demasiado cruzado.

Los locales tenían a merced a un rival replegado y no tardó en llegar el primero. Fue a balón parado. Saque de esquina de Cristo Medina medido a la cabeza de Isaac Manjón que no desaprovecha para abrir la lata picando el esférico de cabeza. Su tercer tanto en tres días.

Unionistas vive de las bandas. Tiene pólvora por ahí. Con un medido centro desde la izquierda de Gallego al segundo palo pudo llegar el segundo, pero Carlos de la Nava cabeceó desviado. El conjunto abulense solo se acercaba a las inmediaciones del área de Molina en escasísimas ocasiones, apenas a balón parado. La más clara les llegó en el 39. Pase en largo para Quirós que rompe el fuera de fuego y en la salida al borde del área de Molina, el meta le arrebata el esférico con los pies cuando se quedaba solo para marcar. Y de lo que pudo ser el 1-1, a lo que también pudo ser el 2-0 en apenas un minuto. Gran cambio de juego de Chamorro para Cristo, medido centro del extremeño desde la derecha e Isaac Manjón, llegando desde atrás, remata alto desde el punto de penalti perdonando el segundo.

El que no falló fue Cristo. La clase del extremeño se le sale de las botas. Dos minutos antes del descanso, el pichichi de la pasada campaña se quedó con un balón en la medular. Escorado a la derecha, comenzó un eslalon cayendo hacia la derecha sorteando rivales. Ycuando se internó en el área, cruzó el esférico batiendo al meta visitante. Un espectáculo.

Recorta diferencias

Por fin. Parecía que por fin iba a llegar un partido cómodo para Unionistas en Las Pistas. Nada más lejos de la realidad. Saltó con brío Unionistas al campo, con dos disparos de Motos desviados por poco. Todo apuntaba al tercero de los locales más pronto que tarde. Pero en el 59 llegó el jarro de agua fría. El casi infalible Carlos Molina con los pies, falló en una salida desde atrás con el balón, se la queda Juli y se la cede a placer a Terleira para que marque el 2-1.

Llegaron entonces los momentos de zozobra. Otro partido para sufrir. La presión psicológica comenzó a hacer acto de presencia no solo en el campo sino también en la grada. Y no es que la Cebrereña embotellara a Unionistas en su campo o que tuviera acciones de peligro. Era la escasa renta en el marcador la que atenazaba el juego de los de Astu. El técnico asturiano fue moviendo el banquillo para intentar dar más solidez a la medular, primero con Obispo para pasar a Piojo al extremo, luego con Javi Navas y Chuchi por De la Nava y Manjón dejando en punta a Cristo.

En el 66 un disparo de Galindo desde fuera del área, que probó fortuna desde la izquierda se marchó alto por poco. Pero nada más. Unionistas se encorsetó, fue reculando para estar más juntito e incluso la tuvo para el 3-1 (un centro de Cristo desde la derecha que Javi Navas cabeceó desviado solo al segundo palo). Pero de ahí al final el miedo no paró de sobrevolar Las Pistas. Ymucho más con la falta lateral en el 95 que llegó mansa a las manos de Molina... Ahí es cuando respiró todo Unionistas junto.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos