TERCERA DIVISIÓN

Unionistas exhibe su fuerza psicológica con una goleada

Los jugadores de Unionisas celebran uno de los tantos ante el Burgos Promesas.- /ANTORAZ
Los jugadores de Unionisas celebran uno de los tantos ante el Burgos Promesas.- / ANTORAZ

El equipo salmantino ‘olvida’ la derrota en el derbi pasando por encima del Burgos Promesas para seguir en lo alto y acercarse al ‘título’ invernal

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Ni crisis, ni bajón post-derbi. Unionistas de Salamanca se quitó de un plumazo la derrota del pasado domingo en el Helmántico ante el CF Salmantino para continuar una jornada más como líder en solitario del Grupo VIII de la Tercera División al derrotar por 4-0 al Burgos Promesas 2000, conjunto de la zona baja de la tabla. Con los tres nuevos puntos en el casillero, los de Astu, que ya han superado a falta de dos jornadas para el final de la primera vuelta su propia puntuación de la pasada campaña, y hoy se sentarán tranquilamente en el sofá de casa a esperar qué es lo que hacen sus rivales directos en partidos nada asequibles para Salmantino, Ávila y Atlético Astorga.

21 partidos ganando seguidos en casa

Por lo demás, el equipo blanquinegro continúa agrandando sus espectaculares registros actuando como local porque con la victoria de ayer ya van 21 encuentros de Liga regular ganando de forma consecutiva en Las Pistas y ya son 57 partidos marcando como local, es decir, todos desde que se fundó la entidad.

Unionistas arrancó con novedades en el once postderbi y más de los deseados porque Chuchi se resintió de unas molestias en el calentamiento y su puesto lo tuvo que ocupar Eslava para acompañar a Carlos López; además, Obispo partió en el lateral derecho ya con la marcha del club esta semana de Carmona por petición propia, mientras que Piojo inició de extremo derecho, mientras que Flórez regresó al lateral izquierdo. El conjunto burgalés no salió ya de inicio ni a discutirle la posesión al líder, esperando en campo contrario y solo en escasas ocasiones con una tímida presión en campo rival que Unionistas se encargaba rápido de desactivar moviendo rápido el balón, con las ayudas por dentro de Cristo para dejar el carril zurdo a Flórez, o con Carlos de la Nava bajando a repartir juego a las bandas, conectando especialmente con un Piojo muy activo en la primera parte.

Pronto comenzó avisando Unionistas con un tiro al palo en el minuto 6 precisamente del ex de la UDS tras pase en profundidad de De la Nava; se sucedieron las ocasiones casi cada vez que pasaba el balón del centro del campo, con otra doble en el 10 de Cristo, que tras pase de Obispo tuvo dos lanzamientos seguidos con todo a su favor, hasta que solo uno después acabó marcando Manjón. Nueva internada de Piojo, pase de la muerte y el navarro solo tiene que empujarla.

La siguiente acción de mérito de los locales fue el segundo gol. Mereció la pena esperar casi diez minutos para ver, primero, el control con el pecho orientado de Carlos de la Nava y después el pase en profundidad para Cristo, que no perdonó en su acción ante el meta.

Mientras tanto, el Burgos Promesas ni se había acercado a las inmediaciones de Molina. A los 31 minutos, Zamora probó fortuna desde muy lejos pero el meta local atajó sin problemas. Eso sí, justo antes del descanso pudo recortar diferencia en la única acción de ataque elaborado de toda la primera parte cuando, tras una triangulación por la derecha, Gallo se planta ante Molina, pero el meta desbarata con acierto.

Si había alguna duda de que el partido se quedaría en Las Pistas, a los tres minutos de la reanudación quedó todo despejado. Córner a favor de Unionistas sacado en corto, centro de Carlos López desde la derecha y Eslava se anticipa a los defensas para marcar de cabeza.

Trató entonces de estirar líneas el Burgos Promesas pero lo que consiguió es ‘destaparse’ las piernas: y ahí Unionistas se lo pasó ya en grande. En el 54, brillante contra de Unionistas, con pase en profundidad de Obispo para Cristo, que rompe el fuera de juego y en su cabalgada desde el centro del campo, bate al meta en la frontal y solo tiene que empujarla para marcar el cuarto.

Mal gesto de Cristo

Astu empezó a mover el banquillo y el primero fue el canterano Motos por el bigoleador Cristo. El extremeño se marchó del campo cabreado y tuvo un mal gesto con el grupo ni siquiera quedándose en el banquillo los minutos restantes. Acto seguido se fue Carlos de la Nava, tras una nueva clase magistral, por Oskar Martín.

Con los cambios no se frenó tampoco el paseo militar de Unionistas. Manjón tuvo el quinto en sus botas a la contra en el 65 con un mano a mano, el navarro picó el balón, pero el meta salvó milagrosamente y desvió a córner.

La cuenta se pudo aumentar mucho más para Unionistas en el tramo final, pero entre el meta visitante y que el colegiado anuló dos goles por mano y falta, respectivamente a Motos y Manjón en los minutos finales, el partido se cerró con el 4-0 para que Unionistas se queda más cerca de proclamarse campeón de invierno. Quedan dos jornadas para llegar al ecuador de la Liga y el equipo de Astu visitará el próximo domingo al Numancia B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos