PRETEMPORADA TERCERA DIVISIÓN

Tres en raya para Unionistas

Manjón celebra el gol conseguido ayer ante el Ávila y que le dio el triunfo a Unionistas. / USFC

Manjón logra para el equipo de Astu la tercera victoria de la pretemporada en Ávila

Alberto Marcos Gallego
ALBERTO MARCOS GALLEGOÁvila

Se dice que la pretemporada está para hacer pruebas, calibrar el nivel de los fichajes que llegan y sobre todo comenzar a coger sensaciones de cara a la Liga, pero si todo ello se acompaña de una serie de buenos resultados todo parece ir rodado. Y eso es precisamente lo que está haciendo Unionistas de Salamanca en estos encuentros previos a la competición, ya que ayer consiguió en su visita al Real Ávila (un partido que se está convirtiendo en tradición en los periodos de preparación) la tercera victoria consecutiva. Un encuentro que tuvo un poco de todo, como es normal a estas alturas, desde buenos minutos en la primera mitad hasta una aburrida segunda parte en la que, sin embargo, Manjón terminó decantando el partido para los charros.

El once que presentó ayer Astu en el Adolfo Suárez no distaba demasiado del que puede presentar en la primera jornada de competición, cuando arranque lo serio y ante un rival de entidad como el Astorga. Eso demostraba que Unionistas quería tomarse la prueba como algo más que un simple amistoso, y se vieron buenos destellos de juego por momentos que indican que el trabajo y la preparación marchan en la buena dirección.

Tras un inicio un tanto insulso de partido, quien se atrevió a probar suerte antes fue el Ávila. Lo hizo con un lanzamiento inocente de Dome que consiguió atrapar Carlos Molina sin ningún apuro, pero lo cierto es que el dominio territorial era para Unionistas. El terreno de juego no se encontraba ayer ni mucho menos en las mejores condiciones como para poder exhibirse, con numerosos parches en varias zonas del campo, y eso lo supieron entender los visitantes porque por momentos probaron y con éxito a practicar un juego directo y efectivo.

Al ataque

Óskar Martín era la referencia ofensiva a quien buscar y como tal se llevó un golpe detrás de otro por parte de los defensores del Ávila que, dicho sea de paso, dejaron que desear. Pero aún con todo, había alguien en el campo al que le daban igual los botes irregulares del balón y la cantidad de adversarios que pudiera tener alrededor. Ese era Carlos de la Nava, que se sacó de la manga una tremenda primera parte dejando claro que se encuentra tremendamente a gusto jugando por detrás de un ‘9’, bajando a recibir entre líneas y de paso mandándole un mensaje alto a Astu: “Quiero ser titular”.

De hecho, de una genial combinación entre él y Javi Navas por la banda izquierda llegó la ocasión más clara para los blanquinegros en la primera parte, con un centro al que llegó forzado Óskar Martín y que obligó a Chispi a emplearse a fondo para desbaratar el peligro. Fueron unos buenos instantes de USCF, en los que asedió al Ávila con numerosos centros laterales que, sin embargo, en la mayoría de ocasiones no encontraron rematador.

Se puede decir que faltó algo de convicción o de contundencia en el ataque de Unionistas para crear más peligro real sobre la portería local, algo que, sin embargo, sí que pareció tener el Real Ávila. En el conjunto encarnado dejó grandes sensaciones Isa, un joven lateral derecho senegalés de apenas diecisiete años que se mostró muy participativo tanto para lo bueno como para lo malo. En el lado positivo de la balanza, su proyección ofensiva, en el negativo, los apuros que hace pasar a su equipo defensivamente sin necesidad, como cuando quiso regatear a Javi Navas en la frontal de su área y terminó cediendo una ocasión. 30

El Ávila fue encontrándose a gusto con el contraataque en los minutos finales de la primera mitad y de hecho puso en serios apuros hasta en dos ocasiones a Molina. En la primera de ellas, Rubén se marchó de Obispo por la banda, puso un centro medido pero Vila remató desviado por poco. En la segunda, Javi culminó un contraataque, se metió en el área y su lanzamiento envenenado lo repelió con buenos reflejos el guardameta charro, todo esto ante la atenta mirada de Javi Díaz, descartado una vez más, desde la grada. Eso sí, también antes del ‘intermedio’, Cristo estuvo cerca de poner por delante a Unionistas con un lanzamiento rebotado en un defensa ante el que reaccionó con buenas maneras Chispi.

Peor tras el descanso

La segunda parte trajo consigo, como es habitual en los partidos de pretemporada, un gran número de cambios, pero eso tan sólo sucedió en un equipo. Astu sí que quiso experimentar y le cambió la cara notablemente al equipo, no lo hizo, en cambio, el técnico del Real Ávila, César Jiménez, a quien los buenos aficionados al fútbol recordarán por aquella grave lesión que le produjo Luis Figo en un partido contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu cuando era jugador del Real Zaragoza.

El nivel de Unionistas descendió considerablemente y los locales encontraron su momento para apretar, aunque tampoco tuvieron demasiado éxito ya que no consiguieron ver puerta ni con los posteriores cambios que sí hicieron con el paso de los minutos, ni tampoco con un peligroso centro de Edu que se paseó por la línea de gol. Pero USCF tenía guardado lo mejor para el final. Manjón dejó muestras de lo que puede hacer esta temporada, cazó un balón largo, se marchó de su par y lo coló a la cesta. Poco pudo intervenir en el choque, pero lo hizo para ser determinante y, por lo menos, alegrarle la tarde a los aficionados charros desplazados a Ávila.

Fotos

Vídeos