Fútbol

Recital de Asensio para el asalto al título

Asensio celebra uno de sus goles.
Asensio celebra uno de sus goles. / Afp

El jugador balear del Real Madrid derrocha talento y descaro y firma un triplete en el debut en el Europeo sub-21

AMADOR GÓMEZMadrid

Con un genial Marco Asensio, que dio un recital en el estreno de España en el Europeo sub-21, la selección inició este sábado el asalto al que sería su quinto título continental con una contundente victoria frente a Macedonia que le permite confirmarse como gran favorita al campeonato. En un torneo que no admite margen de error, ya que sólo los líderes de cada uno de los tres grupos y el mejor segundo accederán a la siguiente ronda, ya directamente a las semifinales, el equipo de Albert Celades dejó sentenciado el partido de su debut en la primera parte, en la que se sacudió el empuje inicial de la valiente Macedonia y, liderado por el talento de Asensio y sujetado por las paradas de Kepa en ese período, dio entonces un paso definitivo para esperar el martes a Portugal con tres puntos en su casillero y como la selección más potente y realizadora en dos jornadas de campeonato. Sin embargo, pese a la goleada al descanso, la ambiciosa España no se conformó y Asensio tuvo la posibilidad de continuar exhibiéndose, durante 35 minutos de esa segunda mitad, en la que España ya sí fue dueña absoluta del balón y el balear logró otro par de tantos para firmar un brillante triplete.

5 España

Kepa, Bellerín, Meré, Vallejo, Gayà, Saúl Ñíguez, Marcos Llorente, Denis Suárez, Deulofeu (Dani Ceballos, min. 63), Sandro (Williams, min. 73) y Asensio (Oyarzabal, min. 81).

0 Macedonia

Aleksovski, Bejtulai, Velkovski, Zajkov, Demiri, Nikolov, Bardhi, Radeski, Babunski (Kostadinov. min. 74), Markovski (Gjorgjev, min. 46) y Angelov (Elmas, min. 46).

Goles
1-0, min. 10: Saúl Ñíguez. 2-0, min. 16: Asensio. 3-0, min. 35: Deulofeu, de penalti. 4-0, min. 54: Asensio. 5-0, min. 72: Asensio.
Árbitro
Harald Lechner (Austria). Señaló un penalti a favor de España por mano de Bejtulai en el minuto 34. Mostró tarjeta amarilla a Meré.
Incidencias
Partido correspondiente a la primera jornada del Europeo sub-21, disputado en el Gdynia Stadium.

Con su once de gala, España, aunque evidenció lagunas defensivas, pudo dedicar el primer triunfo en el Europeo a Yeray Álvarez, aunque el objetivo es regalar el 30 de junio el trofeo al central del Athletic que, tras recaer de su cáncer testicular, debió abandonar la concentración y no pudo viajar a Polonia en busca de un título que se les resiste a los sub-21 desde hace cuatro años. Entonces España revalidó la corona con una selección dirigida por Julen Lopetegui y ahora, con jugadores ya acostumbrados a despuntar en la élite, está llamada a triunfar de nuevo tras sus últimos fracasos al quedarse sin Juegos Olímpicos. Entre las perlas de las que presume el fútbol español se encuentran, aparte de Marco Asensio, que marcó un 'hat trick', jalonado con dos golazos, y participó también en el tanto que abrió el marcador, Saúl Ñíguez, el autor del 1-0, y Gerard Deulofeu, que provocó el tercero de penalti y sigue sumando partidos con la sub-21, ya con 32 encuentros con la llamada 'Rojita'.

Asensio, ya campeón de Europa con el Real Madrid tras su gran final de temporada con el equipo blanco, demostró que se encuentra en otra dimensión. El jugador mallorquín ha llegado pletórico de físico y cabeza a esta Eurocopa sub-21 en la que conseguirá revalorizarse aún más, aunque el Madrid le renovará hasta 2023 para no dejar a escapar a uno de los jugadores más brillantes y resolutivos que ha dado el fútbol español en los últimos tiempos. Con individualidades como Asensio la selección puede aspirar a lo máximo en el Europeo de Polonia, donde España debutó contra una selección animosa y atrevida pero que debió rendirse pronto ante la calidad y pegada de los de Celades. Sobre todo, de Asensio, ejemplo de futbolista incansable, veloz, inteligente y desequilibrante, letal en la conducción y en el remate, como certificó en el 5-0 para llevar él solo una contra en la que los defensas macedonios se asustaron sin entrarle y al portero rival se le dobló la mano.

Escorado a la banda izquierda, hasta que se marchó Deulofeu, cuando se cambió a la derecha, para completar una línea de tres junto al capitán y a Sandro, Asensio, que tiene capacidad de sobra, no sólo para conquistar junto a sus compañeros el título continental, sino para ser el máximo goleador e incluso el futbolista más destacado del Europeo -ya va en camino tras un único partido-, se erigió en el jugador más determinante de un equipo que destaca por sus individualidades, pero también por su compromiso colectivo. En defensa sufrió la selección española al principio y al final de la primera mitad. Sin necesidad de hacer entonces un período primoroso, sobrevivió España con las intervenciones de Kepa y confirmó su enorme superioridad en el medio campo -Marcos Llorente y Denis Suárez se mostraron sólidos- y, sobre todo, gracias a su puntería en ataque, donde sacó petróleo del atrevimiento y los zurzados de Asensio, que derrochó talento y descaro hasta que se ganó un merecido descanso.

Espectacular fue el primer gol del madridista, cuando después de que Deulofeu, tan acostumbrado al regate, perdonase el gol y se encontrase con el rechace de un defensor macedonio, en la misma jugada el balear se sacó desde casi 40 metros un zapatazo seco a la escuadra que sacudió el estadio de Gdynia. Seis minutos antes Aleksovski se tragó la chilena de Saúl en el primer remate a puerta de los españoles, pero ante el disparo lejano de Asensio el guardameta macedonio nada pudo hacer, sorprendido por ese tremendo disparo de un futbolista que ante el primer adversario jugó cómo y cuándo quiso y al que se le sobran cualidades para aspirar a cualquier reto que se proponga. La pegada también estuvo de su parte y un marcador tan abultado puede ser muy importante en este Europeo que ya tiene un nombre destacado nada más haber comenzado para España.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos