Rubén de la Barrera: «Los nombres me importan más bien poco, quiero tíos que vengan a competir al máximo»

Rubén de la Barrera, durante la rueda de prensa. / Noelia Brandón

El técnico culturalista hace balance del primer entrenamiento de curso, asegurando que «aún llegarán refuerzos a la defensa» y la salida de Benja se produjo «por razones deportivas y de opciones de mercado» | La Cultural busca destino a Cano

NACHO BARRIO León

Tras la vuelta a la actividad del primer equipo, Rubén de la Barrera volvió a comparecer ante los medios para explicar todos los detalles de esta recién estrenada pretemporada. Asegurando que está «contento con lo visto el primer día», en el que se han hecho patentes las «buenas sensaciones», De la Barrera relató que «hemos podido hablar con los jugadores, de forma que les hemos explicado lo que queremos de ellos para que nadie tenga dudas».

En un ambiente de vuelta al trabajo, el técnico señaló que «en esta primera sesión se ha podido comprobar la ilusión de los que están y de los que llegan, donde lo que aporta la nueva categoría tiene un gran peso a la hora de volver a los entrenamientos».

Es precisamente esta adaptación a la Segunda División una de las cuestiones perentorias en el plan del entrenador. «Nos tenemos que dar cuenta de lo que representa la categoría, hay que hacerse a la idea, la temporada pasada es algo pretérito que es muy difícil que se vuelva a dar», aseguró, al tiempo que mantuvo altos los ánimos al defender que «tenemos la ilusión de hacer las cosas bien y competir contra todos».

Tiempo ha pasado ya desde que la Cultural fraguara el ascenso a Segunda, un periodo en el que el equipo ha podido hacerse la composición de lugar. «A medida que pasan los días vas tomando conciencia, pero uno se tiene que dar cuenta ya de la entidad y envergadura de los rivales, eso obliga a que todos los rivales ofrezca más del cien por cien, el año pasado valió pero este año no, toca dar el mil por mil, si no lo damos no será suficiente».

Una plantilla donde reine la «competencia sana»

Preguntado por si la conformación de la plantilla se va pareciendo a lo que tenía en mente, Rubén de la Barrera apuntó a que «esperamos que sea un equipo que en número permita entrenar y que todos los futbolistas se sientan con opciones de competir, o lo que es lo mismo, poder tener una plantilla donde exista una competencia sana que permita a los futbolistas llegar a ser lo que queremos que sean».

No obstante, el mercado de Segunda se antoja muy diferente al vivido en Segunda B. Sea como fuere, el técnico gallego señaló que «estoy contento con cómo va el mercado aunque el hambre de demostrar de los que se han quedado es el mismo, la gente que permanece aporta muchísimas cosas, son conocedores de lo que hay, hoy han percibido los cambios con respecto a lo anterior y son chicos que lo entienden». Yendo al análisis en lo que llega de fuera, De la Barrera aseguró que en defensa «tiene que llegar más gente» sirviéndose de un mercado en el que León se postula como «una plaza más que apetecible, por mucho que la pasada temporada hubiera mucha más incertidumbre con este proyecto». De hecho, contó que «algunos llegaron al equipo y otros consideraban que el Club no era lo atractivo que debía, aunque con el paso del tiempo algunos te llamaran y se lamentaran».

«Poco importan los nombres»

Rubén de la Barrera, continuando con la cuestión de los fichajes, defendió que «a la hora de incorporar a un futbolista influyen muchos factores, no solo el económico». No obstante y con los mimbres que tenga, el gallego sacó la cara por la Cultural esgrimiendo que «con la plantilla que tengamos vamos a ir a muerte para competir al máximo, los nombres me importan más bien poco, me importan tíos que vengan a competir, que sientan a final de temporada que ha merecido la pena».

Sobre descartes, el entrenador defendió que solo los «motivos deportivos y opciones de mercado» empujaron a la salida de Benja, al tiempo que anunció que a Cano se le busca destino. Igualmente estimó que espera que Samu Delgado «llegue a estar al cien por cien a todos los niveles».

Objetivo claro

Como no podía ser de otra forma, Rubén de la Barrera apostó porque «el objetivo es la permanencia, no puede ser otro y aquí va a estar cara, apenas hay distancia entre primeros y últimos».

Sobre si el estilo de juego será innegociable, el entrenador defendió que «aquí creo que nada ha sido innegociable, los partidos en los que las circunstancias nos han obligado a tener más la pelota lo hemos hecho y contra el Barcelona vimos otra manera. Pretendemos ser dominadores cuando se pueda y si no tirar de otros medios».

Fotos

Vídeos