Fútbol | Eredivisie

La rendición de Breda

Manu García, a la izquierda, con la camiseta del NAC. /NAC Breda
Manu García, a la izquierda, con la camiseta del NAC. / NAC Breda

Tras la exitosa cesión de Manu García al NAC, el Manchester City repite la fórmula mandando a Angeliño, Pablo Marí y Paolo Fernandes al mismo destino

MIGUEL OLMEDA

En 1625, la ciudad neerlandesa de Breda entró a formar parte de la historia de España. Fue entonces cuando los tercios hispanos del ejército de Flandes, liderados por Ambrosio Spinola, conquistaron un territorio en ese momento perteneciente a las Provincias Unidas de los Países Bajos, aunque apenas ocho años más tarde volvería a manos de la casa Orange-Nassau. Casi cuatro siglos despúes de ese acontecimiento, un grupo de españoles vuelve a pisar Breda con firmeza. Y un balón por bandera.

Son Manu García, Angeliño, Pablo Marí y Paolo Fernandes, cuatro jóvenes futbolistas pertenecientes al Manchester City. Sin sitio a las órdenes de Pep Guardiola y ante la ausencia de un filial competitivo en el conjunto celeste, el club ha decidido cederlos al NAC para que crezcan con experiencia en una primera división europea.

En ese sentido, el precedente es alentador. Ya el pasado curso, Manu García disputó la segunda parte de la temporada en Breda, logrando el ascenso a la Eredivisie en los 'playoffs' de la Eerste Divisie. El centrocampista conectó rápidamente con la grada del Rat Verlegh y con el fútbol del equipo aurinegro, marcando dos goles y repartiendo siete asistencias en 19 partidos. Es normal que tanto en el NAC como en el City hayan querido repetir la fórmula.

Una, por cierto, que también funcionó dos temporadas atrás con el turco Enes Ünal. El delantero, recién fichado por el Villarreal a cambio de 15 millones, disputó en calidad de cedido por el Manchester City once partidos con el NAC Breda en la Eerste Divisie, firmando ocho goles que le valieron una nueva cesión el último curso, esta vez en el Twente de la Eredivisie.

Con esta política de cesiones, el NAC se ha convertido en el cuarto club convenido con el Manchester City, tras el Melbourne City, el New York City -club en el que estuvo Angeliño cedido en 2015- y el Girona. Aunque en estos tres últimos casos, la entidad inglesa posee parte o incluso el total del paquete accionarial. La relación City-NAC se asemeja más, en ese sentido, a la que protagonizan desde hace años el Chelsea y el Vitesse, y por la que más de una docena de futbolistas 'blues' han jugado a prestamo en el Gelredome de Arnhem en las últimas campañas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos