Regional Preferente

Ningun equipo palentino consigue la victoria en la octava jornada

Un momento del partido entre el Villamuriel y el Deportivo Palencia. /Marta Moras
Un momento del partido entre el Villamuriel y el Deportivo Palencia. / Marta Moras

El mejor resultado se dio en el derbi de la semana, donde Villamuriel y Deportivo Palencia empataron

A. GONZÁLEZ (OPTA) Palencia

La octava jornada de la Regional Preferente no ha dejado buenas noticias para los equipos palentinos, ya que ninguno consiguió sumar la victoria. El mejor resultado se dio en el Villamuriel-Deportivo Palencia (1-1). Como casi todos los derbis palentinos el marcador final reflejó un empate. A pesar de un arranque frenético, con dos goles en 12 minutos, el partido fue de más a menos y acabó en empate. El punto no sirve para mucho ni a un equipo, ni a otro. El Villamuriel ya suma cuatro jornadas consecutivas sin conocer la victoria, con dos puntos de los últimos doce en liza, lo que aleja a los cerrateños de los puestos cabeceros, mientras que el Deportivo Palencia atraviesa su mejor momento de la temporada con dos jornadas consecutivas sin conocer la derrota, aunque estos números de momento sólo les sirven a los de Alberto Serrano para ser colistas y cerrar la tabla con menos dos puntos.

El arranque del partido estuvo marcado por la efectividad de ambos conjuntos. Se adelantaron los palentinos en el minuto tres tras un desajuste defensivo de Diego Rubio en el marcaje. Una vez más Diego Torres demostró que es un jugador de otra categoría y el mejor baluarte ofensivo del conjunto capitalino. El delantero se plantó ante Álvaro y no le tembló el pulso a la hora de batir al cancerbero. Era el cuarto tanto en la cuenta particular del ariete en lo que va de temporada. Nueve minutos después llegó la reacción de un Villamuriel que, a pesar de pasar un bache en cuanto a resultados, está dejando su impronta de equipo competitivo, y, como ya sucediese la semana pasada con La Granja, empató el partido después de ir por detrás en el luminoso. Dani se plantó sólo delante de Andrés y definió por la izquierda para devolver las tablas al marcador. Tras el empate, el partido se tranquilizó y salvo alguna acción aislada a la salida de un córner o de libre directo, no hubo demasiadas oportunidades claras para que el partido se decantase de uno u otro lado. Una de las mejores noticias del derbi la dejó la vuelta de Iván al terreno de juego. Falto de continuidad por las lesiones, el que fuese capitán del Deportivo Palencia y actualmente en las filas cerrateñas sustituyó a Álvaro en el 73 y pudo disputar unos minutos.

Resumen de la jornada

Jarro de agua fría para el Palencia 1929, que tras cinco jornadas consecutivas sin perder, con sólo un gol en contra encajado, tenía la oportunidad de reengancharse al tren de la lucha por el ascenso. Los de José Luis Fernández tenían enfrente a un rival directo como el Unami, con una gran ocasión para acercarse en la tabla. En la primera parte las ocasiones más claras fueron para los morados a través las botas de Riky, pero no las supieron aprovechar. El único gol del partido llegó en la segunda parte. La jugada nació en una falta escorada que Luis de la Mata remató sin querer con la espalda y que frenó en seco las aspiraciones del cuadro capitalino, que llegaba al encuentro con muchas expectativas de ser el candidato palentino al ascenso.

Tampoco fue un buen fin de semana para el Castilla Palencia, que vio como se acababa su racha de dos victorias consecutivas para el Castilla Palencia. Se adelantó el Briviesca en el minuto 44. Después de un barullo defensivo y entre una nube de jugadores, el cuero fue a parar a las botas de Juan que batió a Julio. Tras la reanudación, el Castilla pudo empatar en una jugada en la que López partió desde la banda y finalizó con un disparo que salió cerca de la madera. Los castillistas entregaron la cuchara y el Briviesca, liderado por Alberto que entraba en la segunda parte lograba un doblete para el definitivo 0-3.

Y nueva goleada encajada por un Carejas Paredes, que ya es el equipo de la competición con más goles en contra con veinte. Los de Manin Olea atraviesan el peor momento de la temporada en defensa, ya que en las última tres jornadas ha encajado nueve goles. Una media muy alta para un equipo que si quiere alcanzar la permanencia pasa por dejar su portería a cero. Esta jornada tenía una salida complicada ante el Colegio Diocesanos. El marcador al descanso ya era de 2-0 con tantos de Javi y Vicente en los minutos 10 y 24 respectivamente. En el segundo acto los locales no bajaron el pistón y Javi en el 58 y Enrique en el 65 completaron la goleada. El tanto del honor paredeño lo convirtió Álvaro en el 85 de penalti.

Fotos

Vídeos