Punto de contrastes

Fernán, en el partido frente al Celta B de la primera vuelta./Antonio Tanarro
Fernán, en el partido frente al Celta B de la primera vuelta. / Antonio Tanarro

La Segoviana, que llegó a tener una ventaja de 0-2 gracias a los dos tantos de Dani Arribas, cedió un empate en un aciago minuto

M. GARCÍA (OPTA)Vigo

El primer encuentro de la Gimnástica en 2018 se saldó con un punto que, pese al mérito de conseguirlo en el campo del cuarto clasificado, le supo a poco a la expedición segoviana porque el equipo de Abraham García dispuso de un 0-2 y se le escapó la victoria en un poco más de un minuto aciago en el que recibió dos goles.

2 RC Celta de Vigo B

Jero; Riki, Robert Costa, Ros, Diego Pampín; Rai, Dani Molina; Agus Medina, Eckert (Aarón Rey, min. 69), Drazic; y Juan Hernández.

2 Gimnástica Segoviana

Pablo; Asier Arranz, Javi Marcos, Anel, Álex Alonso; Manu, Alberto Leira (Rubén Yubero, min. 92); Fernán, Dani Calleja (Domingo, min. 84), Dani Arribas (Kike, min. 80) y Agus Alonso.

goles:
: 0-1 Dani Arribas (min. 41). 0-2 Dani Arribas (min. 58). 1-2 Dani Molina (min. 70). 2-2 Juan Hernández (min. 71).

Ambos equipos trataron de hacerse con la posesión desde el comienzo, lo que deparó, por el deseo de llevar la iniciativa en el encuentro, un partido atractivo y con alternativas.

El filial celeste, más vertical e incisivo, trataba de aprovechar los espacios que dejaba a sus espaldas el cuadro segoviano en sus posesiones. Los pupilos de Abraham García, sin tanta profundidad en sus acciones, manejaban la pelota con paciencia en busca de poder sorprender al conjunto anfitrión.

Pablo, muy atento, desbarató la primera oportunidad del equipo celeste. Una jugada por la izquierda con pase atrás desde la línea de fondo que culminó Juan Hernández con un remate que despejó con el pie izquierdo el cancerbero de la Gimnástica.

Se fue sintiendo más a gusto el equipo segoviano, con Álex Alonso muy incisivo por el costado izquierdo, egún pasaban los minutos y sus acciones acabaron encontrando finalización cerca de los dominios de Jero. En la mejor combinación, Fernán asistió al debutante Agus Alonso, que chutó tras un recorte. La pelota golpeó en un defensa local y quedó suelta en el área. En carrera, Dani Arribas, chutó desviado.

Dos de los protagonistas de la jugada anterior trenzaron la acción que originó el 0-1: el vigués Fernán, que realizó un gran partido en el regreso a casa, dirigió la jugada y temporizó para esperar la llegada a la media luna del área de Dani Arribas. Éste chutó raso y buscando el palo izquierdo. Jero se estiró y el remate no parecía complicado de detener, pero le faltó destreza al meta local para impedir que la pelota se alojara en las mallas.

La Segoviana alcanzó el ecuador del encuentro con ventaja en el resultado, aunque el árbitro pasó por alto un posible penalti en el área visitante cinco minutos antes del 0-1. En un balón en largo de Drazic, Juan Hernández fue derribado por un agarrón.

Nada más iniciarse la segunda mitad, la Gimnástica movió el balón en el frente de ataque por medio de Fernán y Arribas. El centro lo remató Agus Alonso y el balón acabó en córner. En el área visitante, Drazic se hizo un lío tras quedarse solo y malgastó una buena ocasión. Mejor fue la resolución de Eckert, que se acomodó en punta tras el descanso, poco después. La pelota se marchó a la izquierda de Pablo.

Trianguló mejor el filial celeste en el primer cuarto de hora del segundo tiempo y la Segoviana se afanó por cerrar los conductos del juego local. Encontró, sin embargo, otra vez como aliado inesperado a Jero el equipo de Abraham García.

En una falta lejana, Dani Arribas probó fortuna. El chut duro con la zurda, aunque excesivamente centrado, lo repelió el meta local con poca habilidad y la pelota se coló en la portería local.

La Segoviana parecía tener el encuentro controlado. Sin embargo, en apenas un minuto el Celta B equilibró el resultado. Entró Aarón Rey en lugar de Eckert y volvieron a cambiar las posiciones de ataque en el cuadro vigués. La movilidad y calidad de las piezas ofensivas del equipo celeste posibilitó el empate en un abrir y cerrar de ojos, con sendos disparos desde fuera del área. Primero Dani Molina, en posición forzada, tras pase de Agus Medina. Después Juan Hernández, en la parte izquierda del ataque, sorprendió al meta visitante después de un buen recorte a su par.

El partido enloqueció. Fernán pudo hacer el 2-3 y el Celta B dispuso de dos oportunidades claras en la misma jugada. Juan Hernández chutó algo cruzado y un exceso de confianza de Pablo le permitió a Agus Medina enviar un centro bombeado que Anel sacó con la cabeza cuando la pelota ya se colaba en la portería.

Y Agus Alonso, casi sobre la línea de gol, ejerció también de salvador en las postrimerías del duelo cuando impidió que un disparo de Aarón Rey supusiera el 3-2. El propio delantero debutante con la Gimnástica quiso ser decisivo en el área opuesta y estuvo a punto de sorprender por alto a Jero en la última ocasión del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos